El McLaren Senna ha sido toda una bendita sorpresa. Conocemos las intenciones de la firma de Woking de construir el sustituto del F1, el McLaren BP23, de asiento central y ligereza y potencia desmesurada, pero no éramos conscientes de que el fabricante tuviese entre sus planes este hiperderportivo legal para la calle.

Como habrás podido imaginar, esta obra de ingeniería toma el nombre de Ayrton Senna, el mítico y más importante piloto que ha pasado por las filas de la escudería de Fórmula 1. “Te comprometes a un nivel tal que no hay compromiso. Das todo lo que tienes; todo, absolutamente todo”, expresaba en su día Senna. Y esa es la filosofía que ha seguido la compañía inglesa con el motor que ha elegido. Se trata de un V8 biturbo capaz de entregar 800 CV y 800 Nm de par máximo.

McLaren Senna trasera

Su imagen ha sido creada por Robert Melville, el diseñador que ocupó el puesto dejado en mayo de 2017 por Frank Stephenson. En este nuevo trabajo prima la aerodinámica -adopta una nueva generación de aerodinámica activa en la parte delantera que se une a una revolucionaria en la trasera-. Tanto es así que debido al enorme difusor, su zaga guarda enorme parecido con el Bugatti Chiron. Del resto destacan los grupos ópticos, que toman el diseño iniciado por el McLaren 720S, la combinación de líneas de su carrocería, las innumerables tomas de refrigeración y el descomunal alerón posterior.

“En este nuevo trabajo prima la aerodinámica”

La bienvenida antes de acceder a su cabina biplaza nos la dan dos puertas cuya apertura está inspirada en el McLaren F1. Están fabricadas en fibra de carbono y equipan unas ventanas de vidrio de dos piezas: la superior es fija y la inferior, móvil. Además, la parte intermedia de la puertas está realizada en vidrio, mejorando la sensación de amplitud a la vez que incrementa la conexión del piloto con la carretera.

El tercer modelo presentado bajo el plan de negocios McLaren Track22 está desarrollado sobre el Monocage III, el monocasco de fibra de carbono con el que se ha conseguido que el vehículo sume en la báscula 1.198 kilogramos. Equipa una dirección electrohidráulica y la suspensión hidráulica independiente RaceActive Chassis Control II (RCC II). El conductor puede ajustarla en el panel Active Dynamics, donde se encuentran los modos: Comfort, Sport, Track y Race.

De frenar esta bestia de Woking se encargan unos frenos que según el fabricante son los más avanzados instalados en un McLaren de calle. Se ha utilizado unos discos carbonocerámicos creados mediante las últimas tecnologías utilizadas en el mundo de la competición. Estos están ‘cobijados’ por unas llantas monotuerca ultraligeras que acogen neumáticos Pirelli P Zero ™ Trofeo R, válidos para circuito y creados especialmente para este modelo.

McLaren Senna interior

Precio del McLaren Senna

El precio del McLaren Senna es de 750.000 libras esterlinas, unos 852.811 euros, cantidad que incluye impuestos. Si eres una persona afortunada y puedes permitirte este capricho fabricado a mano en el Centro de Producción McLaren, siento decirte que las 500 unidades que se fabricarán ya están todas asignadas. Siempre nos quedará el consuelo de verlo en su presentación oficial, que será lleva a cabo en el Salón de Ginebra de 2018.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here