El Mazda Cosmo es uno de los clásicos mejor valorados de la firma japonesa. Se lanzó al mercado originalmente en 1967 y supuso la introducción del primer modelo con motor rotativo. En cierta medida, el Cosmo definió el futuro de Mazda. Tan importante es este modelo para la firma de Hiroshima que, coincidiendo con el Salón de Tokio de 2002, la marca presentó el Mazda Cosmo 21 Concept, un prototipo retro-futurista basado en el MX-5. Por desgracia, este vehículo no se materializó en un modelo de producción.

Mazda RX500 (1970): el prototipo de superdeportivo de Mazda

Como te decía, el Mazda Cosmo original estuvo en activo entre 1967 y 1972. Se situaba como el modelo insignia de la gama y se comercializó bajo el nombre Eunos Cosmo. Estaba disponible en dos versiones, L10A (Serie I) y L10B (Serie II), ambas equipadas con un motor rotativo de 982 cm3 que desarrollaba 110 CV en la Serie I y 128 CV en la Serie II. El motor se asociaba en primer lugar a un cambio manual de cuatro velocidades y, más tarde, añadiría un quinto engranaje.

Mazda Eunos Cosmo 1967
Mazda ‘Eunos’ Cosmo (1967)

Con una producción de tan solo 1.176 vehículos, el Eunos Cosmo finalizó su vida comercial en septiembre de 1972. El elegante coupé sentó las bases de lo que acabaría identificando a Mazda como un reputado fabricante internacional. También fue la base que edificó una completa gama de vehículos deportivos de la serie RX (RX-7 y RX-8). Tal relevancia merecía un tributo y Mazda lo construyó 35 años después de su lanzamiento, coincidiendo con el 30º aniversario del cese de su producción.

Mazda Cosmo 21 Concept (2002): el prototipo retro-futurista

Nacía, bajo los focos del Salón del Automóvil de Tokio de 2002, el Mazda Cosmo 21 Concept. Este prototipo se planteó inicialmente como un sucesor espiritual del Eunos Cosmo original, con un diseño retro-futurista fuertemente influenciado por el clásico japonés. El concept car estaba basado en la segunda generación del Mazda MX-5 (prueba), identificada con el código NB, de ahí que muchos elementos del interior fueran adoptados del roadster.

Mazda Cosmo 21 Concept

El exterior estaba influenciado por el Eunos Cosmo, pero con toques de diseño modernos. Se eliminaron los parachoques y elementos cromados, se suavizaron algunas de sus líneas, e instalaron unas llantas de gran tamaño y diseño clásico. Se conservó su forma de coupé biplaza, los faros e incluso los retrovisores montados sobre las aletas. Los parachoques y taloneras eran nuevas, así como las molduras laterales. Los pilotos traseros divididos se conservaron como un guiño de diseño al clásico Cosmo.

Por otro lado, la distribución del interior del Mazda Cosmo 21 Concept de 2002 era idéntica a la del coche donante, el Miata. Sin embargo, se tapizó por completo con materiales de alta gama y se le otorgó un look bicolor en blanco y negro, con asientos acolchados y una buena cantidad de cuero y piel vuelta. No había plásticos y el cuadro de instrumentos se rediseñó con un estilo clásico, donde los relojes se redistribuyeron para imitar mejor al Eunos Cosmo.

El corazón del Mazda RX-8

Mazda Cosmo 21 Concept

Fiel a lo que fue el Cosmo original, Mazda decidió instalar un motor rotativo en el Cosmo 21 Concept. El propulsor se adoptó directamente del Mazda RX-8, un modelo que había hecho su debut ese mismo año. El bloque era una unidad rotativa Renesis que generaba 231 CV de potencia y 216 Nm de par máximo. Estaba ligado a un cambio manual que enviaba la potencia al tren trasero.

Nadie sabe exactamente por qué el Mazda Cosmo 21 Concept de 2002 nunca llegó a la fase de producción. Algunos rumores señalaron a que Mazda no quiso formar parte de la tendencia de rescatar modelos clásicos a base de vehículos con estilo retro-futurista. Sin embargo, la lógica nos invita a pensar que el Cosmo podía obstaculizar las ventas del MX-5, un modelo que por aquel entonces ya había demostrado ser un roadster muy popular.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.