El Lotus Eletre ha supuesto un antes y un después en la historia de Lotus, pues es su primer SUV y, para más inri, además es 100% eléctrico. La idea puede parecer novedosa para la marca, pero lo cierto es que ya flirteó con ella en el pasado con el Lotus APX Concept.

Lotus Eletre, así es el primer SUV de la marca

Fue un prototipo que la compañía llevó al Salón de Ginebra de 2006, una época en la que los todocaminos todavía no disfrutaban de la aceptación actual y en la que se consideraba un sacrilegio que una marca de deportivos siquiera insinuase que podía fabricar uno de ellos.

Su nombre significa Aluminium Performance Crossover y deja claras cuáles son sus características principales.

Por su formato estaría a medio camino entre un compacto y un SUV, con un frontal más bajo y ganando volumen a medida que se acerca la zaga, muy al estilo ranchera. Esto se debía a que su interior tenía una configuración de 5+2 plazas. Su diseño llama la atención por la forma de triángulo de su capó, que también se replica en el portón trasero, aunque lo realmente interesante estaba en su construcción.

Lotus APX Concept

Y es que el aluminio era un elemento clave presente en multitud de elementos de su estructura, lo que le permitía que, a pesar de su volumen y de ser un modelo de 4.697 mm de largo, pesara solo 1.566 kilos.

Bajo el capó ocultaba un motor V6 de 3 litros armado con un compresor volumétrico que desarrollaba 305 CV de potencia y 360 Nm de par máximo, suficiente para lanzarle de 0 a 100 km/h en 5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 245 km/h. Además, prometía un consumo de solo 8,7 l/100 km.

Entonces, estamos ante el que pudo ser el primer SUV de Lotus y que finalmente no fue, pero, ¿qué hay de la parte eléctrica?

Los 8 mejores Lotus construidos jamás: los antepasados del Emira

La firma no se propuso llevar a producción el APX en ningún momento, pero es algo que sí planteó Zap!, un distribuidor americano que lo imaginó con una mecánica de cero emisiones.

Anunció que lanzaría un modelo de calle llamado ZAP-X y que sería considerablemente más potente que el concept, pues el plan era que montara bloques eléctricos en cada rueda con una potencia conjunta de 640 CV, con una velocidad punta de 250 km/h y una autonomía de hasta 550 kilómetros, cifra que cuesta creer si tenemos en cuenta el estado de desarrollo de la tecnología de las baterías de aquella época. Además, prometía cargas rápidas de 10 minutos.

Finalmente, el proyecto quedó en el olvido, pero puede considerársele como el antecesor espiritual del Lotus Eletre.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.