Uno de los grandes inconvenientes (por no decir el más importante) del coche eléctrico actualmente es la escasa infraestructura de puntos de carga para recargar la batería. Esto, unido a que las autonomías no son todavía muy elevadas, hace que mucha gente no contemple el vehículo a baterías como una opción. Pero el problema de la recarga desparece con la energía solar, como ocurre en el Lightyear 0.

Aunque los coches solares son mucho menos populares y su desarrollo no está tan avanzado como otras tecnologías (véase el coche eléctrico o la pila de combustible por hidrógeno) sí que existen algunas empresas interesadas en utilizar la energía proveniente del sol para impulsar vehículos. Quizá te suene el Lightyear One, pues esta es la versión definitiva, pero con cambio de nombre incluido.

Así es el Lightyear 0, el coche que funciona con energía solar

Aparte del nombre, el coche solar incorpora otras novedades, tanto en el diseño como a nivel técnico. Empezando por lo primero, lo que más llama la atención son los nuevos paragolpes y los faros delgados y afilados. En la vista lateral, el protagonismo es para el diseño peculiar de las llantas, los tiradores de las puertas, la prolongada caída del techo hacia atrás y, sobre todo, la posibilidad de ocultar parcialmente las ruedas traseras, en beneficio de la aerodinámica. Por cierto, una aerodinámica cuyo coeficiente es de solo 0,19.

Récord de autonomía de un coche solar: 4.100 kilómetros por 42 euros

En cuanto al apartado técnico, estamos ante un coche eléctrico con una batería de 60 kWh que le proporciona una autonomía de 625 kilómetros. Pero, en el techo, dispone de unos paneles solares que ocupan cinco metros cuadrados y que suman, en condiciones ideales, hasta 70 kilómetros diarios.

Lightyear 0

Según la marca, si hiciera sol todos los días del año, serían 11.000 kilómetros de recorrido “gratuito” de manera anual. De hecho, una vez cargado, gracias a la energía que recogen los paneles y teniendo en cuenta un uso estándar, no haría falta recargarlo durante dos meses. La cifra podría llegar hasta los siete meses en el caso de países muy soleados.

Y hay que enchufarlo a la corriente, con una toma doméstica recarga 32 kilómetros en una hora; en un punto de carga público, recupera 200 kilómetros en una hora y, usando un cargador rápido, obtiene 520 kilómetros en una hora. Como imaginarás, un vehículo de estas características no es barato. Su precio arranca en 250.000 euros, impuestos aparte. La producción está prevista que empiece en otoño y, de cara a 2025, la compañía pretende lanzar el Lightyear Two, más pequeño y económico, por encima de los 30.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.