El Lancia Fulvia era un coche con personalidad, un modelo que cuenta con un hueco especial en la historia de Lancia puesto que fue el último desarrollado íntegramente por la marca y el primero que ganó un Mundial de Rallies en 1972. El fabricante italiano alimentó los anhelos de los más nostálgicos cuando dio forma a un prototipo que jamás llegó a producción: así era el Lancia Fulvia Concept.

La historia de la batalla entre Audi y Lancia en el Grupo B (1983)

Corría el año 2003 cuando Lancia echó la vista atrás para recuperar el Lancia Fulvia en forma de concept car. La marca italiana dio forma a un pequeño coupé biplaza que traía al presente aquellos tiempos pasados que siempre parecen mejores: hacemos referencia al Lancia Fulvia Coupé presentado en el Salón de Ginebra en 1965.

Lancia Fulvia Concept

Lo cierto es que el Lancia Fulvia Concept presumía de un diseño y unas formas semejantes al modelos de los años 60: un vehículo bajo con el techo acristalado, un frontal alargado y generosos voladizos. En el interior, los italianos supieron combinar la modernidad del momento con lo retro del pasado mezclando materiales como la madera con asientos deportivos, inserciones de aluminio y un sistema multimedia con una pantalla a color.

Bajo el capó diseñaron un Lancia Fulvia Concept ágil y dinámico que se movía gracias a un motor atmosférico de 1.7 litros que tenía una potencia de 140 CV para mover un coche que pesaba 990 kilos. La fuerza se transmitía al eje delantero a través de un cambio manual de cinco velocidades. Un conjunto que permitió a muchos soñar con la llegada del Lancia Fulvia y aunque la posibilidad estuvo en el aire, la situación económica de la casa italiana no permitía hacer realidad aquellas fantasías.

Lancia Fulvia Concept

El Lancia Fulvia Coupé de 1965

El punto de partida de este prototipo lo encontramos en los años 60 cuando Lancia presentó el Lancia Fulvia Coupé: un modelo con una carrocería muy compacta y un peso más liviano que la berlina. Dos características que le otorgaron unas notables prestaciones para la época y le permitieron levantar el título en el Mundial de Rallies de 1972. Así fue cómo el Fulvia se convirtió en el primer Lancia campeón y en el encargado de abrir la veda para que los italianos en el terreno de los rallies donde se convirtió en la marca con más mundiales en su haber.

Lancia Delta Integrale Cabrio, el encargo especial de Gianni Agnelli

Hablábamos de una berlina: el Lancia Fulvia, un modelos diseñado por Antonio Fessia para ocupar el lugar del Lancia Appia. Fue el último modelo desarrollado íntegramente por la marca italiana ya que a partir de entonces sus modelos compartirían desarrollo y elementos con los de Fiat. La mayor novedad introducida por el Fulvia fue un motor compacto en forma de V estrecha: en él los cilindros de una bancada formaban un ángulo de poco más de doce grados respecto a la otra compartiendo, así, una única culata. Este motor permitió al Lancia Fulvia bajar tanto el centro de gravedad como la altura del capó.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.