Los coches eléctricos para niños como nunca los habías visto

kidstance-coche-electrico-ninos

Con un éxito tal que ya acumulan más de dos meses de lista de espera para entregar sus productos, KidStance nos presenta los coches eléctricos para niños como nunca los habíamos visto antes. La compañía, con sede en Florida (Estados Unidos) y fundada por un matrimonio, se inició en este mundo casi por accidente cuando modificaron un coche de juguete para su hijo de tan solo un año.

Se inspiran en el Stance, una variante del tuning que se basa en la instalación de anchos kits de carrocería, llantas de grandes dimensiones, modificaciones en la suspensión y una altura libre al suelo de escasos milímetros. La labor de KidStance es, entonces, la de modificar a medida estos pequeños coches eléctricos para niños siguiendo esta tendencia para crear productos totalmente personalizados.

kidstance-coche-electrico-ninos

Además de una pintura llamativa y unas pegatinas, la empresa crea alerones, tapicerías personalizadas, sistema de sonido, llantas y kits de reducción de altura, así como una suspensión de aire que permite a los niños bajar o subir la carrocería presionando un botón, como si de una suspensión neumática se tratara. Sin embargo, estas modificaciones tienen un precio y rondan los 1.700 dólares de media (1.490 euros al cambio) sin contar el coste de adquirir el juguete.

Los precios por estos trabajos se pueden ajustar a diferentes bolsillos, empezando en 500 dólares para los más asequibles y pudiendo llegar a los 5.000 dólares que costó modificar un coche eléctrico de juguete basado en un Porsche 911 de la generación 964, al cual se le añadieron indicadores, un sistema de sonido, una suspensión de aire y un interior de cuero. No te pierdas la galería de imágenes con algunos de sus proyectos finalizados. Tal vez tu hijo te pida uno de estos coches por Navidad.

Fuente: KidStance, Facebook, Fatherly

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.