A menudo, un modelo destinado para el mercado europeo no es el mismo que se comercializa en otros continentes, con diseños ligeramente diferentes, incluso con otra denominación pese a ser el mismo coche. Este es el caso del KIA KX5, o lo que es lo mismo, el KIA Sportage para el mercado chino que la firma surcoreana ha lanzado a través de la joint venture Dongfeng Yueda KIA.

Imagine by KIA, un concept car revolucionario en Ginebra

Además de la nueva denominación, el KX5 también integra una serie de cambios con respecto al Sportage que conocemos en Europa. El cambio más evidente lo encontramos en el frontal, el cual ha sido rediseñado por completo para integrar una parrilla que pierde ligeramente el estilo tiger nose característico de KIA. Ahora cuenta con faros más afilados que recuerdan a la generación anterior del Sportage, un parachoques nuevo con entradas de aire diferentes y los faros antiniebla siguen integrados en ambos extremos del mismo, aunque con una forma ligeramente más reducida.

KIA KX5

Mientras tanto, la zaga parece que no integra tantos cambios con respecto al modelo europeo, nada que vaya más allá de un pequeño rediseño en el grupo óptico trasero, el parachoques con la moldura de plástico más baja en el KIA KX5 y el difusor con una forma más sutil en el Sportage. Incluso las llantas presentan el mismo diseño en el KX5 y en el Sportage.

KIA KX5, un interior con cambios sutiles

Otro punto a destacar lo encontramos en el interior del KIA KX5, el cual adopta un nuevo diseño para el tablero de instrumentos y más tecnología, las cuales incluyen un cuadro de instrumentos completamente digital con un tamaño de 7 pulgadas y una segunda pantalla para el sistema multimedia de 10,25 pulgadas. No existen controles físicos para operar el climatizador, ya que han sido reemplazados por sensores táctiles.

KIA KX5

La gama de motorizaciones del Sportage chino está compuesta por viejos conocidos en el mercado europeo, como es el bloque de gasolina 1.6 T-GDI turbo con 177 CV de potencia y 265 Nm de par motor. Este bloque se asocia en exclusiva a un cambio automático de doble embrague y siete relaciones, mientras que un segundo motor de gasolina, un 2.0 litros atmosférico de 165 CV y 203 Nm de par, se vincula a una transmisión manual de seis velocidades.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.