A menos que hayas nacido en los últimos diez años y el cine de la década de 1980 no sea de tu agrado, las películas del aventurero Indiana Jones, protagonizada por Harrison Ford y dirigida por Steven Spielberg, marcaron la infancia de más de un joven que, con un sombrero y un látigo de pega, recreaban las secuencias del largometraje. Sin embargo, como lo nuestro son los coches, lo que quizás no sepas es que en ‘Indiana Jones: en busca del arca perdida’ aparece un Honda Civic.

PRUEBA: Honda Civic Type R 2017

Raiders of the Lost Ark’ era su título original, aunque en España se le conoció como ‘En busca del arca perdida’. Se trata de la primera entrega de la franquicia de Indiana Jones y llegó a la gran pantalla en octubre de 1981. La historia principal reúne al gobierno de Estados Unidos, el Arca de la Alianza, los nazis y a Indiana Jones, y se ambienta en 1936, una época en la que Europa se preparaba para un gran conflicto armado y en Japón aún no habían concebido ni tan siquiera la primera generación del Honda Civic (el primer Civic no vería la luz hasta 1972).

¿Sabías que en ‘Indiana Jones: en busca del arca perdida’ aparece un Honda Civic?

A pesar de ello, en la película del aventurero arqueólogo y profesor universitario, un Honda Civic (prueba) hace su aparición en la que tal vez sea la secuencia más famosa del film. Esta es la escena en cuestión:

Es probable que después de haber visto el vídeo te hayas preguntado dónde está el Civic del que te estoy hablando. Es posible incluso que lo hayas visualizado una segunda vez también sin éxito. Y lo cierto es que no te equivocas, ya que el compacto japonés de Honda no aparece físicamente en ‘En busca del arca perdida’. Sin embargo, fue clave para el rodaje de la escena en al que Indy escapa con éxito de la gran piedra redonda que trata de aplastarlo.

Clave en la escena más famosa de la película

El diseñador de efectos de sonido Ben Burtt, que más tarde se encargaría de las mismas funciones en ‘Star Wars’ y en ‘Wall-E’, era el encargado de crear todos los sonidos que permitieran al espectador trasladarse a la jungla, en mitad de una cueva secreta. Burtt probaría todo tipo de formatos, e incluso piedras rodando, para tratar de captar ese sonido en particular que acelerara el pulso de Indiana Jones y el de los espectadores que están viendo la película.

Indiana Jones en busca del arca perdida Honda Civic
Un ejemplar del Honda Civic de primera generación (1972-1979)

Tras varias pruebas e intentos, el diseñador de efectos de sonido no lograba dar con la tecla exacta, hasta que condujo su Honda Civic a través de un camino de grava. Burtt rápidamente se percató de que ese sonido que le recordaba a una gran roca rodando descontrolada lo producía el ruido de los neumáticos de su coche. El diseñador decidió entonces grabar el sonido en su propio Civic y, alterándolo más tarde, conseguiría introducirlo en la película.

Y, lo cierto es que, una vez conoces este detalle, el sonido de la roca y el de la compuerta que se cierra mientras Indy está colgando del precipicio suenan como un coche en una pista de grava… Compruébalo tu mismo en el vídeo más arriba.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.