Una de las características que hacen reconocible al Honda NSX es su motor central. El deportivo más icónico de la firma japonesa llegó en 1990 y rápidamente se convirtió en la respuesta de Honda a Ferrari con un coche deportivo en cuyo desarrollo y puesta a punto participó el mismísimo Ayrton Senna. Todo esto hizo que el NSX fuera reconocible a nivel mundial. Lo que quizás no sepas es que Honda trabajó en un extraño NSX V8 con motor híbrido delantero que incluso llegó a probarlo a finales de la década de 2000.

Durante los primeros años del siglo XXI, Honda comenzó a trabajar en un prototipo del NSX tomando como base el NSX-GT que participaba en el Super GT japonés. Este coche debía adaptarse al cambio en el reglamento que el campeonato tenía previsto para 2009, el cual especificada que los motores estarían montados en la parte delantera y que no tendrían más de 3.4 litros de cilindrada.

El extraño prototipo del Honda NSX V8 con motor híbrido delantero

Honda tomó el chasis del NSX y realizó una serie de modificaciones que incluía una nueva ubicación para el motor y, por supuesto, un cambio importante en las proporciones de la carrocería. El tren motriz era completamente nuevo, incluyendo un propulsor V8 de 3.4 litros derivado del motor de la Super Fórmula. Este se combinaba con un sistema híbrido KERS de última generación, una tecnología que incluso era una novedad en la Fórmula 1 en ese momento.

Honda NSX Type S, la versión del japonés que quizás no conocías

El Super GT también estaba considerando introducir la tecnología KERS en el campeonato, por lo que supuestamente Honda se habría ofrecido a prestar el NSX como vehículo de desarrollo, permitiendo que sus rivales Lexus y Nissan pudieran tomar notas para el desarrollo de sus propios sistemas. A cambio, éstos pagaron algunos de los costes de desarrollo del vehículo y su tecnología a Honda.

prototipo honda nsx v8 hibrido
Honda NSX-GT

Sin embargo, detrás de este extraño prototipo había algo más que un coche de carreras. De hecho, es considerado un vínculo entre el NSX con motor central del pasado y uno completamente diferente con motor delantero que Honda también tenía en desarrollo. Se trata del HSV-010 GT, el sucesor espiritual del NSX de carreras, que equipaba un motor V10 de aspiración natural ubicado en la parte delantera con una cilindrada de unos 5.5 litros.

Estaba previsto que el HSV-010 GT se materializara en un superdeportivo de calle

Si te suena de algo, el HSV-010 GT contaba con una mecánica muy parecida a la del Lexus LFA (prueba) que la firma premium de Toyota introdujo en el mercado en 2010, curiosamente el mismo año que el HSV-010 GT hizo su debut oficial en competición. Los coches, por supuesto, no están relacionados, pero resulta cuanto menos llamativo que dos fabricantes rivales se alinearan para concebir un tipo de vehículo muy parecido.

prototipo honda nsx v8 hibrido
Honda HSV-010 GT

Desafortunadamente, el rabioso prototipo de carreras de Honda sufrió el mismo revés que vivió Lexus: la recesión económica de finales de 2000. Lexus tuvo algunos problemas para vender el LFA, algo que Honda no pasó por alto, entendiendo que no era el momento de lanzar un superdeportivo V10 con motor delantero, lo que llevó a la cancelación del proyecto del vehículo de calle y a que el HSV-010 GT sobreviviera solo en los circuitos hasta 2013.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.