Nürburgring es un circuito tan famoso que mucha gente se ha labrado un nombre y ha hecho carrera en torno a él. Misha Charoudin es uno de ellos, un youtuber que lleva al Infierno Verde coches de todo tipo y que podríamos considerar que tiene muchísima experiencia en el trazado alemán, puesto que se conoce el circuito “de pe a pa”.

Sin embargo, por muchas horas de rodaje que se tengan en el circuito germano, siempre puede suceder algo inesperado, algo que pueda hacer, por ejemplo, que destroces un BMW M4 de un seguidor por completo, aunque, por suerte, pese a lo aparatoso del accidente ni Charoudin ni su copiloto (el dueño del vehículo) sufrieron lesiones de ningún tipo.

Vídeo: ¡Impresionante tiempo! 9:55 en Nürburgring con un Citroën AX 1.4 D

Aunque no hay imágenes on-board de lo ocurrido, el youtuber explica que, conforme se acercaban a Fox Hole, testigos afirman que el coche empezó a bajar su altura bastante, lo que acabó haciendo que se viera afectada la capacidad de frenado.

Así, al intentar bajar la velocidad, no pudo, por lo que en el punto mencionado, se fue contra un guardarraíl a una velocidad que cree que podría ser de casi 130 km/h. Con el choque, el coche salió por los aires, pero el guardarraíl enganchó el paragolpes trasero y bajó el vehículo a tierra.

Los daños derivados del lance son tremendos: toda la parte frontal está destrozada, el eje delantero está roto, el parabrisas está hecho trizas, el techo está hundido…

Bastante al principio en el vídeo Charoudin responde a una de las preguntas que más gente se hace en un caso así: ¿quién se encarga de pagar el arreglo? Comenta que ha acordado con el dueño del vehículo ayudarle en reemplazarlo, algo que implicará el desembolso de bastante dinero.

De hecho, ya ha iniciado una campaña en GoFoundMe para recaudar fondos para construir un vehículo nuevo, con la idea incluso de dar a su seguidor un automóvil que sea incluso mejor que el que ha perdido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.