Normalmente, cuando una persona fallece, hay dos opciones: o es enterrado en el cementerio o es incinerado. Estas son las dos prácticas convencionales en nuestra sociedad. Pero hay quien prefiere optar por una alternativa diferente. Un hombre quiere ser enterrado en el Morgan AeroMax que perteneció a Richard Hammond.

Hace poco, el popular presentador de Top Gear compartió con sus seguidores un vídeo a través de DriveTribe y, respondiendo a una serie de preguntas, desveló algo bastante morboso sobre el final que le espera un Morgan AeroMax que vendió hace un tiempo.

Un hombre quiere ser enterrado en el Morgan AeroMax que perteneció a Richard Hammond

En el vídeo que compartió con sus seguidores, una de las preguntas que le hicieron fue cuál ha sido el coche del que más se ha arrepentido vender y Hammond respondió que fue, sin duda, su Morgan, un coche que amaba profundamente… pero su mujer no tanto. De hecho, reconoce, lo odiaba.

Los coches de Richard Hammond (Top Gear)

Por ese motivo, decidió venderlo a un distribuidor y, finalmente, fue adquirido por un hombre australiano que, seguramente, iba a darle más uso que él. Sin embargo, el presentador británico reconoció que, aunque lo vendió, lo apreciaba tanto que tenía la esperanza de recuperarlo algún día, poniéndose en contacto con el australiano para comprárselo de nuevo. Pero, cuando se puso en contacto con el actual propietario del Morgan a través de una carta, descubrió que, quizá, ya no sería posible recuperarlo.

‘Hecho para Richard Hammond’

hombre enterrado Morgan Richard Hammond

“Recientemente he sabido que ese hombre ha obtenido el permiso necesario para ser enterrado en el Morgan cuando se muera. Cuando muera, será enterrado en lo que todavía veo como mi Morgan”, dijo Hammond. Lo más curioso es que el AeroMax, del que solo se hicieron 103 unidades, conserva una placa en el motor con la inscripción ‘Hecho para Richard Hammond’.

Luego bromeó diciendo: “Obviamente ya no lo quiero comprar, porque tendrá un cadáver en su interior. Uno de los aspectos más agradables del coche era su interior, pero con un australiano dentro ya no, ¿verdad? Así que, lamentablemente, es un coche que ya está fuera de mi vida”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.