Quien más y quien menos se ha dedicado alguna vez a buscar zonas que conoce, su barrio, su colegio, etc. con la vista aérea de Google Maps, sin embargo, no todo el mundo ha conseguido, por azar, resolver un misterio sin resolver hace 22 años: una vecina de Florida descubrió a un hombre ahogado en su coche en el estanque de detrás de su casa.

¿Cómo Google Maps sabe el tráfico?

Barry Fay, residente del complejo Grand Isles en Wellington, en el condado de Palm Beach, recibió un email de su vecina. Ésta había estado buscando el barrio en la aplicación, cuando se dio cuenta de que había algo extraño en el agua, lo que parecía un vehículo hundido. Escribió a Fay con una captura de pantalla adjunta diciéndole que si no le parecía que eso era un coche, y que era el estanque de detrás de su casa.

Salió de su residencia para comprobarlo, pero en persona y a pie de calle fue incapaz de ver nada, y nunca se había dado cuenta de nada raro durante los 14 meses que llevaba viviendo allí, ni siquiera en los largos ratos que pasaba en el patio trasero trabajando el jardín. Intrigado, avisó a un vecino que tenía un dron y desde la vista aérea no cupo duda: había un coche sumergido.

Encuentran dos coches en un canal de drenaje 14 años después del Huracán Katrina

Llamó a la policía, que acordonó la zona y rescató el vehículo… que contenía los restos mortales de alguien, concretamente de William Earl Moldt. Dicho individuo desapareció el 7 de noviembre de 1997 mientras volvía a casa desde un club nocturno, según los testigos sin indicios de ir borracho. Su pareja denunció su desaparición, pero nunca se supo nada. Parece ser que en aquellas fechas el barrio estaba en construcción y que no fue hasta el 98 cuando se construyó una barrera para que los conductores no cayeran al estanque.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.