Han pasado 14 años desde que el Huracán Katrina azotara Nueva Orleans con terribles consecuencias, causando graves destrozos y obligando a gran parte de la población a movilizarse y abandonar su ciudad. Los trabajos de reconstrucción hicieron que hace ya un tiempo la vida volviera a la normalidad, pero incluso hoy en día se pueden encontrar consecuencias de aquel hecho: acaban de sacar dos coches de un canal de drenaje de la ciudad.

Durante los últimos años había habido diversos problemas de drenado en la zona ‘Mid-City’ de la urbe, aumentando las consecuencias de las inundaciones, pero sin saber a ciencia cierta qué era lo que lo estaba provocando. Al analizar la situación, los equipos de emergencia dieron con el problema:

En uno de los canales de drenaje había acumulada una cantidad enorme de residuos entre los que destacaba un coche, un Mazda 626 que, una vez recuperado, se ha descubierto que fue denunciado por su desaparición el día 29 de agosto de 2005, uno de los peores del huracán.

Debió ser arrastrado por las corrientes hasta que se quedo atascado en el canal, donde ha recibido el impacto continuo de 14 años de toneladas y toneladas de agua, algo de lo que da buena cuenta su estado actual. Su presencia, junto con la de otros objetos voluminosos que también se han encontrado en el mismo lugar (había otro vehículo, el remolque de un camión y un sofá), sirvió de base para crear una acumulación de residuos que ha dado bastantes problemas a los ciudadanos de Nueva Orleans.

Recomendaciones para conducir con lluvia intensa o niebla

Fuente: Jalopnik

Imagen: Twitter SWB New Orleans

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.