El romance de Porsche con el mundo de la competición se remonta a los clásicos 356 con carrocería de acero y su debut con victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1951. El entusiasmo de los alemanes por el mundo del Motorsport ha supuesto que la marca con sede en Stuttgart haya desarrollado un sinfín de vehículos de carreras en paralelo a otros tantos de producción con reglajes derivados de la competición. Hoy vamos a hablar de uno de los más icónicos de todos, rememorando la Historia del Porsche 917.

Antes de que la compañía alemana desarrollara el 917, ya habían consolidado su nombre tanto dentro como fuera de los circuitos, con el primer Porsche 911 (descubre su historia) recorriendo las carreteras de media Europa y América, y diferentes modelos exitosos que se basaban en un mismo concepto, el de la ligereza, como el Porsche 550 Spyder. Sin embargo, el Porsche 917 representaría un punto de inflexión para la marca, un paso al siguiente nivel.

Historia Porsche 917

La Historia del Porsche 917: medio siglo de leyenda

El Porsche 917-001 Grupo 4 fue el primero de los 25 vehículos que tuvieron que ser fabricados para cumplir con los requisitos de homologación. Al frente de todo el proyecto, incluido el desarrollo del motor de doce cilindros, estaba el ingeniero jefe Hans Mezger. El proyecto comenzó a gestarse en junio de 1968 con el anuncio de una categoría de deportivos de la FIA de hasta 5.0 litros y con un peso mínimo de 800 kg.

La historia del Porsche 917K matriculado en Mónaco

En marzo de 1969, coincidiendo con la edición de ese año del Salón de Ginebra, el 917 fue expuesto ante los medios y los asistentes por primera vez, con la carrocería en blanco y una sección frontal de color verde. Un mes más tarde, bajo la supervisión del propio Ferdinand Piëch, las 25 unidades del modelo estaría desarrolladas y llegaba el momento de su debut en competición.

Historia Porsche 917

De Ginebra, el 917-001 viajó, después de algunos problemas técnicos, a los 1.000 kilómetros de Zeltweg (Austria), donde cosecharía su primera victoria con Jo Siffert y Kurt Ahrens al volante. Frankfurt sería la siguiente parada, donde cambió su diseño de blanco y verde a blanco y naranja. Más adelante, Porsche anunció la transferencia de sus actividades de competición al equipo J.W. Automotive Engineering, liderado por Briton John Wyer. El 917 volvería a ser utilizado como coche de exposición, pero esta vez ya integraría los colores azul claro y naranja de la compañía petrolífera estadounidense Gulf, quien lo iba a patrocinar.

Capacidad para adaptarse a diferentes circuitos

Los ingenieros desarrollaron diferentes modelos de carrocería derivados del Porsche 917-001 Grupo 4. El nacimiento del “cola corta” o Porsche 917K (Kurzheck) se produjo durante los test en Österreichring (Austria) en octubre de 1969, donde los ingenieros se percataron de que la sección posterior de la carrocería no ofrecía flujo de aire, por lo que no se ejercía carga aerodinámica. Se decidió acortar la carrocería mediante una cola más corta y, tras dar algunas vueltas en la pista, el coche presentó una mejora significativa en cuanto a estabilidad.

Historia Porsche 917

Mientras que el 917K era ideal para trazados sinuosos donde era necesaria una mayor carga aerodinámica en curva, el 917 de cola larga se había creado para circuitos rápidos, facilitando así alcanzar una velocidad máxima más elevada. Por último, los ingenieros crearon los 917 Spyder con techo abierto, estilo monoplaza, donde los equipos podrían participar en las carreras de la CanAm americana y la Interserie europea.

Detrás del asiento del piloto se escondía un motor de 12 cilindros refrigerado por aire con una capacidad de 4.5 litros y un cigüeñal para un motor en V a 180 grados. El propulsor entregaba 520 CV de potencia y estaba situado sobre un chasis tubular de aluminio y una carrocería de fibra de vidrio. Para mantener el peso a raya, los ingenieros de Porsche emplearon elementos de titanio, magnesio y diferentes aleaciones. El piloto, mientras tanto, se encontraba situado en la parte delantera del chasis y sus pies descasaban delante del eje delantero del 917.

Historia Porsche 917

Éxito tras éxito se forjó la leyenda del Porsche 917

Aunque la primera gran victoria del Porsche 917 llegó en 1969 en Zeltweg, no haría historia hasta firmar la primera posición en las 24 Horas de Le Mans el 14 de junio de 1970, con Hans Herrmann y Richard Attwood detrás del volante y un 917 pintado en los colores rojo y blanco de Porsche Salzburgo. Este sería el mayor éxito de la compañía en competición hasta la fecha, mientras que 1970 sería un año repleto de éxitos gracias al 917 y al 908/03 y sus victorias en Daytona, Brands Hatch, Monza, Spa-Francorchamps, Nürburgring, la Targa Florio, Watkins Glen y Österreich.

Sin embargo, un año más tarde, la casa alemana repetiría triunfo con Helmut Marko y Gijs van Lennep, elevando el nivel al establecer un récord mundial con una velocidad media de 222 km/h y una distancia recorrida de 5.335 kilómetros. Otro 917 (dorsal #21) establecería ese año en Le Mans un nuevo récord, al conseguir registrar una velocidad máxima de 387 km/h en la famosa recta Mulsanne. 1971 estaría protagonizado por el dominio de Porsche en el Campeonato del Mundo Racing Series y sus ocho victorias de diez pruebas.

Historia Porsche 917

Cuando la categoría de motores de hasta 5.0 litros y 800 kg de peso expiró en 1971, Porsche decidió centrarse en la CanAm norteamericana. Para participar en este campeonato, la marca eligió el 917/10 Spyder con motor turboalimentado y 1.000 CV de potencia. Su dominio fue absoluto y un año más tarde, en 1973, se presentó una nueva evolución, el 917/30 Spyder, con 1.200 CV.

Porsche ‘Pink Pig’, la historia de esta mítica decoración

El primero, pilotado por George Follmer, y el segundo con Mark Donahue al volante, provocaron que la normativa de la CanAm cambiara para excluir al 917 del campeonato en 1974. Estos modelos también fueron empleados en el homólogo de la CanAm en Europa, la Interserie, donde también mostró su absoluto dominio.

Historia Porsche 917

Al mismo tiempo, la tecnología en competición empleada por Porsche para el 917/10 y 917/30 derivó en el nacimiento de un modelo de producción, el primer Porsche 911 Turbo de 1974 (descubre su historia). Este año se conmemora el 50º aniversario del inicio de la Historia del Porsche 917 con una exposición muy especial en el Museo Porsche de Stuttgart (Alemania).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.