Mejorar las baterías es un aspecto clave para hacer el futuro de los coches eléctricos más viable y se acaba de dar un paso importante en el camino hacia ello: investigadores del Harvard John A. Paulson School of Engineering and Applied Sciences (SEAS) han desarrollado una batería en estado sólido que se recarga en solo 10 minutos y que se puede cargar y descargar más de 6.000 veces.

La característica que hace destacar a esta pila es que utiliza un ánodo de metal de litio en lugar de un ánodo de grafito, aquellos tienen diez veces la capacidad de estos ánodos.

Las baterías deberán contar con un pasaporte desde 2026

La ventaja de usar este material radica en que los investigadores han encontrado la manera de parar la formación de dendritas, que en otros tipos de baterías se forman normalmente durante el proceso de carga y ponen en peligro la integridad estructural de la misma, puesto que pueden perforar la barrera existente entre el ánodo y el cátodo.

Batería estado sólido

En esta nueva pila, se han utilizado partículas de silicona del tamaño de micras que evitan que se produzca ese proceso, por lo que la superficie entre ambas partes se mantiene intacta y se pueden conseguir tiempos de carga más rápidos, llegando a completarse en tan solo 10 minutos.

Por el momento solo se han creado prototipos del tamaño de un sello, pero en las pruebas se ha visto que tras los 6.000 ciclos de carga y descarga todavía conservaban el 80% de su capacidad, lo que mejora el rendimiento de las baterías convencionales.

La batería que inventó Thomas Edison hace 113 años podría revolucionar los eléctricos

Xin Li, profesor asociado de Ciencia de Materiales de SEAS, explica en el artículo: “Las baterías de ánodo de metal de litio se consideran el santo grial de las baterías porque tienen diez veces la capacidad de los ánodos de grafito comerciales y podrían aumentar drásticamente la distancia de conducción de los vehículos eléctricos. Nuestra investigación es un paso importante hacia baterías de estado sólido más prácticas para aplicaciones industriales y comerciales”.

El siguiente reto consiste en conseguir producir baterías en estado sólido en masa y hacerlo a un precio inferior al de las baterías de litio convencionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.