Un grupo empresarial tan grande como es Volkswagen debe ser capaz de diferenciar perfectamente cada una de las marcas que lo componen. Entre las compañías que posee, se encuentran SEAT y Skoda que, hasta ahora, han ofrecido un planteamiento similar diferenciado por pequeños matices, el cual, en un futuro próximo, podría distanciarse aún más. El Grupo Volkswagen tiene grandes planes para SEAT y Skoda.

Los planes de futuro de Skoda hasta 2025

Según ha podido saber Automotive News Europe a través de unas declaraciones de Michael Jost, jefe de estrategia de productos del Grupo Volkswagen, a Automobilwoche, la compañía tiene como objetivo diferenciar la identidad de marca de las empresas que la conforman. “Queremos gestionar nuestras identidades de marca más claramente en el futuro”, asegura Jost.

Cambios de estrategia para SEAT y Skoda

SEAT Tarraco PHEV
El primer modelo híbrido enchufable de SEAT es el Tarraco PHEV

En esta estrategia no solo entran SEAT y Skoda, sino que Volkswagen también se verá afectada. La firma española con sede en Martorell recibiría un impulso para obtener un enfoque más premium, mientras que la marca checa ofrecería un planteamiento enfocado a competir con marcas de menor precio, como Hyundai, Kia y Dacia.

SEAT podría representar coches más emocionales, como lo demuestran sus modelos Cupra. Skoda podría servir a los mercados de Europa Oriental con mayor intensidad, así como a los clientes que buscan una funcionalidad aún más intensa”, explica Jost. De este modo, este cambio de estrategia para SEAT podría tener como resultado un incremento de los precios, y podría convertirse en un rival de Alfa Romeo (FCA), un deseo del ex presidente de Volkswagen, Ferdinand Piech.

Skoda Scala
El Scala es el nuevo compacto de la compañía

Por su parte, Skoda se vería afectada de una forma algo más negativa, convirtiéndose en una marca low-cost del Grupo Volskwagen enfocada en competir con rivales que apuestan por precios competitivos para abrir mercado. Skoda se centraría en países previamente descuidados, especialmente en Europa del Este, donde Hyundai, Kia y Dacia han reducido drásticamente la cuota de mercado del Grupo Volkswagen. Además, Skoda eliminaría mucho de su equipamiento premium, como los techos tapizados en Alcantara, entre otros.

Por último, Volkswagen también vería algunos cambios en su estrategia de futuro, especialmente para asegurarse de que su línea de productos no rivalice con otras marcas del grupo. “Estamos estudiando muy de cerca las posibles superposiciones en las carteras de productos de todas las marcas. No lanzaremos un Tiguan Coupé en el mercado europeo, por ejemplo”, sentención el ejecutivo.

Fuente: Automobilwoche vía AutoNews Europe

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.