Dentro de la historia de General Motors son sus motores V8 los que gozan de una mayor reputación, pero el fabricante estadounidense también ha creado bloques V6 más pequeños y, de la idea de unir dos de éstos para conseguir más rendimiento, surgió el GMC 702 “Twin Six” V12.

El día que GM puso un motor V12 de Ferrari en el Pontiac Pegasus Concept

Pongámonos en situación. Eran los años 60 y GMC empezó a desarrollar los V6 para mover pick-ups y camiones pesados. Sin embargo, cuando se hizo necesario aumentar tanto su par como su potencia, la marca optó por una solución “sencilla”: unir dos bloques para crear un V12.

Para ello se utilizaron piezas de los seis cilindros de GM, creando un propulsor que, a todas luces, era monstruoso: tenía dos colectores de admisión, cuatro colectores de escape, dos distribuidores… en total pesaba 673 kilos, de los cuales 86 correspondían al cigüeñal. Otro dato que sirve para darse cuenta de las dimensiones del bloque es el hecho de que la bomba de agua movía 454 litros por minuto, es decir, 7,5 litros por segundo.

Llama la atención, eso sí, que tamaña bestia solo desarrollara 275 CV a 2.400 rpm, cifra que parece escasa. Sin embargo, donde si destacaba era en el par máximo, el dato que importaba ya que el motor estaba pensado para trabajos pesados: nada menos que 854 Nm en un rango de revoluciones de entre las 1.600 y las 1.900 vueltas.

El GMC 702 “Twin Six” V12 solo estuvo a la venta durante cinco años, entre 1960 y 1965, y se estima que la producción total fue únicamente de 5.000 ejemplares.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.