A pesar de que los automóviles modernos incorporan numerosos sistemas de seguridad, ninguno está exento de sufrir un robo. Avanzados sistemas de alarmas, cierres con llaves codificadas y otros dispositivos forman parte del equipamiento de los vehículos actuales. Y, sin embargo, nada se resiste a los delincuentes más avezados, mientras puedan forzar la cerradura de la puerta de tu coche.

Vídeo: roban dos Mercedes que tenían las llaves puestas en cuestión de minutos

En el video que puedes ver a continuación, los chicos del canal de YouTube LockPickingLawyer te muestran cómo forzar la cerradura de su propio Ford Explorer ST con una facilidad asombrosa. En tan solo 50 segundos.

Cómo forzar la cerradura de la puerta

Para conseguirlo, utilizan una herramienta de punción de cerradura Lishi que funciona en la mayoría de los modelos de Ford actuales. También existen otros instrumentos para forzar las cerraduras de otros vehículos, como BMW o Chrysler. En la cerradura de la puerta del conductor, introducen la herramienta y comienzan a deslizar dos cuchillas dentro de la cerradura hasta golpear los pasadores de la llave, como se escucha en el video.

Durante varios segundos, refina las cuchillas dentro y fuera del ojo de la cerradura hasta que consigue girar la herramienta y abrir la puerta finalmente. No obstante, apenas diez segundos después de entrar en el vehículo, el “falso ladrón” recibió una alerta de “Alarma activada” en la aplicación FordPass de su móvil, un servicio que alerta al propietario del vehículo de un problema robo.

Vídeo: así roban un catalizador a un coche en 20 segundos

No basta con la tecnología

Existen algunas llaves modernas que incluyen un sistema de transmisores que informan al vehículo que la persona está autorizada para abrir las puertas y encender le motor. En algunos casos, si la llave no se encuentra cerca del coche y se produce una manipulación de la cerradura, el sistema de seguridad activa la alarma, como ocurrió en el video.

Esto debería ser suficiente para que un ladrón renuncie a intentar forzar la cerradura de tu coche, aunque ya sabemos que no siempre es así. la tecnología avanza y los vehículos son cada vez más seguros, pero nunca están libres de los “cacos” más experimentados.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.