Ford es uno de los mayores fabricantes de coches, eso lo sabe hasta el más inculto en lo que a coches se refiere. Ahora bien, pocos conocen el Ford Trimotor, el lado más desconocido de la marca fundada por Henry Ford. ¡Ford como fabricante de aviones! Sí amigos, Ford al nivel de Boeing, Lockheed Martin o Airbus. Vale, fue hace años y probablemente nuestros abuelos sí que tenían este conocimiento más cercano, pero siempre conviene recordar datos curiosos de la historia de una de las marcas más importantes del motor.

Porsche también conquistó los cielos con el motor del 911

¡Por no decir la más importante! Henry Ford tenía una idea en la cabeza: proporcionar tecnología punta a precio razonable. El Ford Model T hizo que mucha gente pudiese acceder al automóvil: gracias a su pionera línea de montaje, Ford pudo ofrecer a la gente un vehículo sólido, fiable, eficaz y a bajo precio, algo nunca visto en aquella época. ¿Se podía hacer algo parecido con los aviones? Henry Ford estaba convencido que sí.

Ford y la carrera aeronáutica

Los años 20 fueron años de prosperidad, de lujo, de innovaciones tecnológicas y, en el mundo aeronáutico, la era de las grandes hazañas de los pioneros como Charles Lindbergh o Amelia Earhart, valientes que se lanzaban a cruzar el Atlántico con una chatarra con alas y un motor. Fueron buenos tiempos, antes del crack del 29 y la posterior depresión económica y eso se tradujo en muchos proyectos interesantes.

Ford Trimotor

La apuesta de Ford por los aviones fue más seria de lo que muchos se imaginan. En 1925, la marca del óvalo presentó su primer avión comercial. Lo bautizaron como Ford Trimotor y sí, el nombre no tenía mucha imaginación, era mejor su apodo: Tin Goose (ganso de hojalata). Era realmente interesante debido a esa particularidad, los tres motores que lucía en su parte frontal. El objetivo de Henry Ford era trasladar la herencia del Model T a los aviones, apostando por la fiabilidad y el bajo coste de producción.

Ford Trimotor: en él murió Carlos Gardel

Pese a que muchos podáis pensar en este punto que este avión no fue un éxito, eso no está tan claro. Su característico fuselaje de metal con estrías, sus tres motores con la mecánica a la vista y el renombre de Ford en la industria americana consiguieron que el Ford Trimotor tuviera un éxito notable. Entre 1925 y 1933, Ford fabricó 199 ejemplares de su avión y fueron varias compañías aéreas los que lo utilizaron, como por ejemplo la PanAm.

Interior del Ford Trimotor

El avión tenía capacidad para 9 pasajeros con su equipaje, además del piloto, copiloto y una azafata (sí, en aquella época lo de los azafatos todavía no se llevaba). El éxito comercial fue notable para aquellos tiempos, más viniendo de una empresa sin experiencia en el mundo aeronáutico. Pero el avión gustó y grandes personalidades de la época, como la propia Earhart o Lindbergh, así comeos Presidente Roosevelt, lo utilizaron en más de una ocasión.

Ford Trimotor en la gran pantalla

No obstante, su aparición más famosa fue en Indiana Jones, con Harrison Ford a sus mandos. Su diseño cautiva a día de hoy, una mezcla de imagen industrial, de metal, con esos motores con todo al aire y un diseño básico a más no poder resulta espectacular. No puedo asegurar cuántos ejemplares habrán sobrevivido hasta nuestras fechas, lo que parece claro es que el Ford Trimotor no merece un desconocimiento tan grande por parte del público en general.

Ford Trimotor

Ford abandonó su proyecto aeronáutico con el golpe de la Gran Depresión: de no ser por ello, probablemente hoy Ford sería un grupo industrial mucho más grande, formado también por una división de aviones. Pese a que eso no fue así, hoy Ford mantiene una estrecha relación con el mundo aeronáutico, ya que algunos de sus coches utilizan materiales y recursos aerodinámicos procedentes directamente de ese sector.

La carta de agradecimiento que Bonnie y Clyde escribieron a Henry Ford

Tanto es así, que Ford trabaja de manera conjunta con el laboratorio aeronáutico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), así como con otras organizaciones como el Ejército del Aire de EEUU en diferentes proyectos. El Ford Trimotor fue el sueño de Henry Ford de conquistar la tierra y el cielo. Lo consiguió, aunque lamentablemente el sueño no duró mucho tiempo.

Fotos: Herb Neufeld, Alexf, MuseoTransporte, AircraftStory

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.