Cuando pensamos en la movilidad eléctrica, nos da la sensación de que es algo con lo que los fabricantes llevan trabajando desde hace poco; pero no es así. Y es que Ford, una marca que está empezando a asentar este tipo de mecánica en el mercado, ya coqueteó con los coches eléctricos a principios de siglo mediante el Ford TH!NK, un pequeño utilitario de lo más curioso.

TH!NK fue una empresa paralela concebida por Ford que tenía dos objetivos: avanzar con la movilidad eléctrica y desarrollar nuevas tecnologías. Pero uno de sus productos más curiosos fue el Ford Th!nk, un coche de contenidas dimensiones que apostaba por un motor  eléctrico.

Ford TH!NK: un utilitario eléctrico pensado para la urbe

Y es que si pensábamos que el Ford Ka era pequeño os aseguramos que el TH!NK os va a sorprender. Se trataba de un utilitario biplaza enfocado, principalmente, para afrontar el mundo urbano. Tracción delantera, 2,99 metros de largo y 940 kilos de peso… Todo lo necesario para ser el más rápido y ágil en la ciudad.

Mustang Mach-E, el nuevo SUV eléctrico de Ford

Detrás de esta innegable apariencia de key car, nos encontramos con un apartado mecánico que no dista demasiado de lo que ofrece hoy en día un coche eléctrico pequeño. Un motor eléctrico de inducción, tres fases y refrigerado por líquido se encargaba de producir 45 CV.

Además, los ingenieros instalaron en el Ford TH!NK 19 baterías de niquel-cadmio refrigeradas por agua capaces de ofrecer 11,5 kW. Estas se podían cargar por medio de una toma de 220 V y obtener el 100% de su capacidad implicaba 8 horas, mientras que alcanzar el 80% tan solo requería de 5 horas.

Claus Ableiter (Wikipedia)

Declaraba una autonomía de 85 kilómetros y era capaz de alcanzar los 90 km/h de velocidad máxima. Además, podías hace el 0-50 en 7 segundos, nada mal para estar hablando de un vehículo eléctrico de 20 años.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.