El coupé deportivo más vendido del mundo por cuarto año consecutivo está de celebración y, por ello, Ford ha lanzado una edición especial conmemorativa. El Ford Mustang55 Edition, basado en el modelo que se vende en el mercado europeo, celebra los 55 años del nacimiento del pony car más famoso del planeta. Está disponible tanto en carrocería Fastback como Convertible.

La historia del Ford Mustang, una leyenda viva

El Ford Mustang (prueba) de edición especial estará disponible a partir del próximo mes de agosto y agrega una serie de detalles de estilo a medida que se reproducen en ambas versiones. Encontramos franjas de color negro en la parte inferior de las puertas y los estribos, un parrilla superior e inferior en dos tonos, distintivos 5.0 en color negro en las aletas delanteras y un techo de color negro en el modelo Fastback. El conjunto se completa con un juego de llantas de aleación de 19 pulgadas en negro brillante.

Ford Mustang55 Edition: 55 años de pony car

Ford Mustang55 Edition

Los modelos terminados en color Shadow Black cambian las franjas a color plateado, mientras que la versión Convertible cuenta con un techo de tela negra. Otros detalles destacados son el alerón sobre la tapa del maletero opcional en color Pillar Black, mientras que los colores exteriores disponibles son: Iconic Silver, Lucid Red, Twister Orange y Grabber Lime, además del ya mencionado Shadow Black.

PRUEBA: Ford Mustang Bullitt 2018

En el interior del Ford Mustang55 Edition encontramos inserciones efecto fibra de carbono en el tablero de instrumentos, cuero en la consola central y un refuerzo para la rodilla con costuras grises que también tenemos en las alfombrillas y las superficies cubiertas con Alcantara. A estos detalles se suman los asientos delanteros climatizados, el sistema de información y entretenimiento SYNC3 de Ford, el sistema de sonido B&O, el arranque remoto para los modelos con cambio automático y el localizador de vehículos, entre otros.

Ford Mustang55 Edition

Bajo el capó, el Mustang55 es un Mustang GT en esencia, por lo que su mecánica sigue siendo un bloque V8 de 5.0 litros de aspiración natural con 450 CV de potencia y 529 Nm de par motor. El propulsor se puede asociar tanto a un cambio manual de seis velocidades como a la nueva caja de cambios automática de diez velocidades. Pasa de cero a 100 km/h en 4,6 segundos (4,3 segundos con cambio automático) y alcanza una velocidad máxima de 249 km/h. Por el momento no han sido publicados los precios oficiales de la versión conmemorativa por el 55 aniversario del Mustang.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.