El SEMA Show 2019 ha sido el lugar elegido para presentar la creación conjunta entre Ford y Webasto, el Ford Mustang Lithium, que transforma el icónico muscle car en una bestia eléctrica de casi 1.000 CV de potencia.

El Shelby GT500 Dragon Snake es una bestia de más de 800 CV

No queda ni rastro de su anterior mecánica de combustión, que ha sido reemplazada por un sistema de cero emisiones que combina dos motores eléctricos con una batería de 800 voltios (el doble del voltaje que utilizan los eléctricos actuales) para conseguir un conjunto que, según la marca americana, consigue generar más potencia, menos calor y ser más ligero que otras soluciones.

El resultado de este Mustang es una potencia de 900 CV y un par máximo de 1.355 Nm que una caja de cambios manual de seis velocidades (una Getrag MT82 modificada) y el diferencial Torsen Super 8.8 se encargan de transmitir al suelo a través de los neumáticos Michelin Pilot Sport 4S que envuelven las llantas ligeras forjadas de 20 pulgadas. Gestionar semejante fuerza puede ser complicado, motivo por el que el Ford Mustang Lithium cuenta con un selector de modos de conducción que varían la entrega de par según la situación: Valet, Sport, Track y Beast.

Ford Mustang Lithium

Ambas compañías no han perdido la oportunidad de añadirle modificaciones estéticas como el capó con dos ventanas de policarbonato, aerodinámicas, como el splitter y el difusor específicos de fibra de carbono; o mecánicas, como la suspensión rebajada en una pulgada, el sistema de freno con pinzas de seis pistones que monta el Shelby GT350R y el Track Handling Pack de Ford Performance.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.