Estás conduciendo y se enciende la luz de reserva. El ordenador de a bordo te indica que todavía tienes gasolina suficiente para recorrer unos cuantos kilómetros, pero decides ir a una gasolinera para repostar. No es bueno apurar el depósito. Mientras estás repostando, el olor a gasolina te embriaga. A otros, en cambio, no les gusta nada.

Existe una explicación científica de por qué a algunos le gusta el olor a gasolina y a otros no. La gasolina se obtiene a partir del refinado del petróleo y es un líquido incoloro compuesto por más de 150 productos químicos, entre los que se encuentran el benceno, el tolueno y el xileno, entre muchos otros. Aproximadamente, el 50% de la gasolina se compone de aromáticos y el resto de olefinas, como isobuteno y hexenos.

La explicación científica del porqué nos gusta el olor a gasolina

Olor a gasolina

Todos los elementos que componen este combustible no tienen un olor agradable y, además, la mayoría son tóxicos. Sin embargo, de todos esos elementos, hay uno que es el responsable del olor que percibimos cuando echamos gasolina, el benceno.

Descubren una bacteria en el depósito de los coches que degrada el combustible

El benceno se incorpora a la composición de la gasolina cuando aumentan los niveles de octano, lo que mejora el rendimiento del motor y la eficiencia del combustible. Y es el benceno el elemento que tiene un olor que, para algunos, puede resultar agradable. Es decir, lo que gusta no es el olor a gasolina, sino el olor a benceno.

Peligroso para la salud

Olor a gasolina

No obstante, conviene tener claro que el benceno es un carcinógeno, por lo que resulta peligroso cuando se inhala en altas concentraciones o en una exposición a largo plazo. Por esta razón, está prohibido incorporarlo a productos o alimentos como sí ocurría en el pasado, por ejemplo, como disolvente para eliminar la cafeína del café.

La DGT da una serie de consejos para ahorrar 500 euros en gasolina al año

Igual que ocurre con otros hidrocarburos, cuando se inhala el benceno produce un efecto supresor en el sistema nervioso que genera una sensación de euforia temporal en el cuerpo. Pero, como ya hemos dicho, puede ser peligroso en altas dosis, así que es mejor estar expuesto a su olor de manera continuada.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.