En los últimos años, la proliferación del coche eléctrico y la movilidad electrificada, a consecuencia de una serie de medidas por parte de los gobiernos y por la concienciación de los conductores, está provocando que la mayoría de fabricantes se estén enfrascando en el desarrollo de sus propios modelos cero emisiones. Sin embargo, un estudio reciente ha concluido que el coche eléctrico contamina más que un diésel actual.

10 razones para comprar un coche eléctrico en 2019

El estudio ha sido dirigido por Christoph Buchal, profesor de física de Colonia (Alemania), y, tal y como recoge la publicación Automobilwoche a partir de la información de la agencia DPA, los datos arrojados por el estudio demostrarían que el coche eléctrico aliviaría el equilibrio climático alemán solo sobre el papel.

El coche eléctrico emite entre un 11 y un 28% más de CO2 que un diésel actual

estudio-coche-electrico-contamina-mas-diesel-actual

El estudio ha sido publicado por el Instituto Ifo en Múnich y demuestra que las emisiones de CO2 en la producción de las baterías y el mix eléctrico de Alemania contribuyen a que un coche eléctrico suponga una carga climática de entre un 11 y un 28% más que un coche diésel moderno.

Basándonos en las investigaciones llevadas a cabo por Christoph Buchal, Hans-Dieter Karl y Hans-Werner Sinn, una batería para un Tesla Model 3 (prueba) emite entre 11 y 15 toneladas de CO2 a la atmósfera. Los datos son extraídos de un cálculo realizado con una batería con una duración de diez años y un kilometraje de 15.000 km al año, lo que supondría de 73 a 98 gramos de CO2 por kilómetro.

estudio-coche-electrico-contamina-mas-diesel-actual

A estos datos habría que sumar la cantidad de CO2 emitida en la producción de electricidad para recargar la batería. El Model 3, según el estudio, emite entre 156 y 181 gramos de CO2 por kilómetro, y, por lo tanto, una cantidad significativamente mayor que la de un coche diésel que cumpla con la normativa Euro 6.

Los investigadores también han criticado el hecho de que la política europea clasifique los coches eléctricos como vehículos de cero emisiones. El límite de CO2 de 59 gr/km prescrito a partir de 2030 corresponde a un consumo de 2,2 litros de diésel o 2,6 litros de gasolina a los 100 kilómetros, algo que los autores del estudio describen como “técnicamente poco realista”. Para el medio ambiente, según el estudio, serían mejores los coches de gasolina que funcionan por metano, ya que sus emisiones de CO2 son un tercio más bajas que las de un diésel.

Fuente: Automobilwoche

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.