Las medidas adoptadas por la Dirección General de Tráfico son, en la mayoría de casos, no muy bien recibidas por los conductores. Normas en aras de la seguridad vial que en muchas ocasiones se tiñen de un tono recaudatorio que se extiende como la pólvora entre la población. Y la última decisión del organismo dirigido por Pere Navarro no está exento de polémica: ¿son las luces V16 geolocalizadas de la DGT una estafa en forma de negocio de miles de millones de euros o una medida de seguridad efectiva?

Como indica nuestro compañero Rubén Fidalgo en una excelente reflexión que ha compartido a través de sus redes sociales, las famosas luces de señalización V16, una propuesta de un agente de la Guardia Civil que ha pasado todos los filtros de la DGT hasta que se ha impuesto como único sistema de seguridad para alertar a otros conductores de la presencia en carretera de un vehículo averiado o accidentado, fueron el resultado de buscar alternativas a los triángulos de emergencia en 2018.

baliza conectada flashled v16 telefonica tech

Los triángulos llevan en activo desde 1999 y en España, cada automóvil debe portar dos de esos elementos de señalización cuando en el resto de países de Europa es obligatorio llevar solo uno. Esta decisión supuso el doble de gasto para el automovilista español, a lo que ahora se suma la luz V16 que ya podemos llevar en el coche o la moto desde 2021, aunque de forma voluntaria.

La estafa de la DGT con las luces V16 geolocalizadas, un negocio de miles de millones de euros

Sin embargo, no será hasta el 1 de enero de 2026 cuando estas balizas sean obligatorias. Y no solo eso, solo serán válidas aquellas luces V16 que estén geolocalizadas. Fidalgo nos explica que estas balizas geolocalizadas deben integrar una tarjeta SIM y estar conectadas para cumplir con su función. Esto conlleva un claro sobrecoste en la compra del producto, ya que también incluye una permanencia de 12 años con la compañía telefónica Vodafone (en el caso de las luces V16 de Help Flash).

Por tanto, al precio de entre 10 y 15 euros de una luz V16 actual, habrá que sumar otros -como mínimo- 35 euros para llegar a los 50 o 60 euros que costarán las balizas geolocalizadas una vez sean obligatorias en 2026.

Resulta llamativo que la DGT haya aprobado este sistema de señalización cuando todos los coches nuevos homologados a partir de marzo de 2018 integran el sistema e-Call de llamada de emergencia. Además, tan solo en España hay más de 55 millones de smartphones dados de alta que ofrece geolocalización. Solo con el sistema e-Call y un teléfono móvil cualquier usuario puede estar geolocalizado y realizar llamadas de emergencia.

Por qué la luz V16 es una buena sustituta para los triángulos

Entonces, ¿son realmente necesarias las luces V16 geolocalizadas? Tan solo en 2022 fallecieron 42 personas atropelladas mientras colocaban los triángulos, por lo que, desde el punto de vista meramente de la seguridad, es una ventaja poder alertar a otros conductores de nuestra presencia sin salir del coche.

Desde el lado económico, la cosa cambia. En España ya hay más de 33 millones de vehículos en circulación, por lo que, si todos ellos deben contar con una luz V16 geolocalizada, el resultado es una inversión colectiva de entre 1.650 y 1.980 millones de euros para adquirir las balizas obligatorias a partir del 1 de enero de 2026.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.