Según ha anunciado la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC), Elon Musk ha dejado la presidencia de Tesla. La razón ha sido la demanda que el empresario tiene por fraude y que fue presentada por el organismo tras una serie de tuits publicados el 7 de agosto. En ellos, Musk señalaba su intención de sacar de la bolsa a Tesla, asegurando la financiación para la operación, algo que el SEC sabía que “la operación potencial era incierta y sujeta a numerosas contingencias” y que no había discutido los detalles de la operación, como su precio, con nadie. Las publicaciones en redes sociales “causaron que el precio de las acciones de Tesla aumentasen un 6 % el 7 de agosto y provocaron una significante alteración del mercado”.

De hacker a desarrollador de la tecnología de conducción autónoma

Por ello, Elon Musk no podrá ejercer como presidente del consejo de administración de Tesla durante tres años. En ese periodo, el empresario será reemplazado por una persona “independiente”. La compañía californiana nombrará dos consejeros independientes para su consejo de administración y establecerá un “nuevo comité de consejeros independientes y pondrá más controles y procesos para supervisar las comunicaciones de Musk”.

Asimismo, tanto la marca como Elon deberán pagar la multa impuesta: 20 millones de dólares cada uno.

Todas las piezas que comparte el Tesla Model S con otros vehículos

La codirectora de la División de Cumplimiento de SEC, Stephanie Avakina, ha expresado: “Las medidas están específicamente diseñadas para responder al problema de mala conducta al fortalecer el gobierno corporativo y supervisión de Tesla para proteger a los inversores”.

PRUEBA: Tesla Model X P100D

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.