Si tienes un coche abandonado, sin importar si es en un espacio público o privado, deberías preocuparte. Y es que la DGT retirará todos los ‘coches okupas’, es decir, aquellos vehículos con desperfectos o en mal estado cuyos propietarios se han desentendido de su conservación y mantenimiento. La Dirección General de Tráfico entiende que estos automóviles están abandonados y que la mejor solución es retirarlos y enviarlos a un desguace.

Aunque es algo que ya estaba registrado en la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, hace unos meses que se introdujeron cambios en la normativa, una norma que ya permitía trasladar estos vehículos a un centro autorizado de tratamiento de vehículos, según explican desde Xataka.

La DGT retirará todos los ‘coches okupas’

coches okupas

Según se expone en el artículo 106 de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial:

La Administración competente en materia de ordenación y gestión del tráfico podrá ordenar el traslado del vehículo a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos para su posterior destrucción y descontaminación:

a) Cuando hayan transcurrido más de dos meses desde que el vehículo fuera inmovilizado o retirado de la vía pública y depositado por la Administración y su titular no hubiera formulado alegaciones.

b) Cuando permanezca estacionado por un período superior a un mes en el mismo lugar y presente desperfectos que hagan imposible su desplazamiento por sus propios medios o le falten las placas de matrícula.

c) Cuando recogido un vehículo como consecuencia de avería o accidente del mismo en un recinto privado su titular no lo hubiese retirado en el plazo de dos meses.

Se simplifica el trámite para solicitar la retirada de un coche abandonado

coches okupas

El principal cambio introducido se encuentra en el segundo punto de este artículo, donde se especifica que los propietarios de un lugar privado en el que está estacionado el vehículo averiado o con desperfectos podrán avisar a la Jefatura de Tráfico para solicitar la retirada, mientras que, hasta hace unos meses, era necesario acudir a un procedimiento civil.

De este modo, las comunidades de vecinos, aparcamientos o talleres podrán solicitar la retirada de los coches abandonados. Una vez solicitada, la DGT informará al dueño del vehículo a través de la Dirección Electrónica Vial o por correo de que cuenta con un plazo de un mes para efectuar la retirada del vehículo.

Este MINI Cooper y esta Yamaha han estado abandonados durante 30 años en un parking subterráneo

Por otro lado, para los coches abandonados que no estén averiados, también será posible solicitar su retirada. Por ejemplo, en el caso de aparcamientos públicos se amplia el plazo para pedir la retirada a seis meses, mientras que en los aparcamientos privados como en las comunidades vecinos se reduce el plazo a dos meses, aunque habrá que presentar fotografías del vehículo y el recinto, certificados que acrediten el tiempo de abandono y un acta notarial donde se manifiestan las circunstancias y la ubicación del automóvil.

Por último, en caso de que la DGT retire los denominados ‘coches okupas’, existen dos posibles destinos para estos vehículos. El primero y más lógico es un desguace, donde será debidamente tratado para que tenga el mínimo impacto en el medio ambiente. El segundo es que el automóvil se destine a la vigilancia del tráfico, en cuy caso será necesario un cambio de propietario.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.