A menudo, se habla de los beneficios emocionales positivos que produce el ejercicio físico, sin embargo, el impacto psicológico de la conducción en pista no está tan bien documentado. Así que Abarth se ha unido con la Universidad de Loughborough, la referencia en las ciencias del deporte, para elaborar un interesante estudio: Conducir en circuito mejora el estado de ánimo más que el gimnasio.

El resultado del estudio es que practicar una conducción de alto rendimiento en un circuito actúa como potenciador del estado anímico de la persona, más de lo que se consigue en un gimnasio.

Conducir en circuito mejora el estado de ánimo más que el gimnasio, según un estudio de Abarth

Conducir en circuito mejora el estado de ánimo Abarth

Usando una variedad de sensores, el equipo observó las expresiones faciales, la frecuencia cardíaca y les dio a los participantes un reloj de pulsera, así como un cuestionario de autoevaluación para medir su estado de ánimo después de una experiencia de conducción en pista y una sesión de gimnasio.

Abarth 695 Tributo 131 Rally: homenaje a un clásico

“Los datos preliminares indican que, si bien tanto la actividad de pista como la de gimnasio tuvieron beneficios emocionales positivos, en este caso, la emoción del elemento de conducción, sin duda, salió a la cabeza para aumentar el estado de ánimo de los asistentes”, dijo el doctor Dale Esliger de la Universidad de Loughborough.

Un 59% más felices conduciendo un Abarth en pista

Conducir en circuito mejora el estado de ánimo Abarth

El estudio reveló que las personas eran un 59% más felices después de conducir un Abarth en un circuito de carreras que después de hacer ejercicio en un gimnasio. Medido por el tipo de ejercicio, en comparación con la conducción en pista, se encontró que los niveles de felicidad eran un 116 % más altos cuando los asistentes conducían que cuando hacían ejercicios cardiovasculares.

Porsche 356 B Carrera Abarth GTL: el coche que inspiró al legendario ‘nueveonce’

Solo hubo una diferencia marginal en el estado de ánimo (4%) entre la conducción en pista y una sesión de pesas. Mientras tanto, descubrió que las personas eran un 20 % más felices al completar un circuito de conducción de precisión en comparación con un entrenamiento de gimnasio que consistía en cardio y una sesión de pesas, y un 63 % más felices en comparación con solo cardio.

Incluso en el asiento del copiloto

Curiosamente, los sujetos ni siquiera necesitan estar en el asiento del conductor para que su estado de ánimo mejorase después de un poco de conducción en pista: bastaba con sentarse en el asiento del copiloto, lo que hizo que fueran un 77% más felices que realizando un entrenamiento de cardio y otro de resistencia.

“Nuestros coches no solo están diseñados para excitar a los conductores en la carretera, sino que también en la pista”, dijo Greg Taylor, director general de FIAT y Abarth en el Reino Unido. “Siempre supimos que nuestros coches aportaban alegría a los conductores, pero ahora disponemos de datos preliminares de una de las principales universidades de ciencias del deporte del mundo que respaldan nuestra opinión”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.