Adquirir un modelo de Bugatti te permite acceder a un selecto grupo de propietarios y coleccionistas. La compañía francesa fabrica muy pocos vehículos anualmente y estos están reservados para sus exclusivos clientes. Sin embargo, algunos parecen ser más especiales que otros y pueden adquirir varias unidades a la vez. La compañía no ha dudado en anunciar que uno de sus clientes, un poderoso coleccionista, acaba de comprar 8 Bugatti de una tacada.

Este cliente es uno de los más leales a la marca de Ettore Bugatti y tiene seis hijos que, a partir de ahora, podrán disfrutar de los coches de la marca. Sin embargo, esta millonaria compra tiene truco y es que seis de los vehículos son los denominados Bugatti Baby II. Los otros dos son modelos que puedes conducir por la calle, uno de los cuales es un clásico de colección.

Comprar 8 Bugatti de una tacada es una realidad para los más ricos

Comprar 8 Bugatti

Al parecer, nuestro misterioso coleccionista ha adquirido seis unidades del Bugatti Baby II, un Bugatti Chiron Super Sport 300+ y un Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse World Record Edition. Los primeros son modelos a escala del 75% hechos a medida para cada uno de los hijos del comprador. Están terminados en amarillo, rojo, azul, verde, blanco y naranja, y todos ellos se inspiran en el Type 35 de Bugatti.

5 productos que vende Bugatti que no son coches

Los Bugatti Baby II son totalmente eléctricos, con una autonomía de poco más de 50 kilómetros y una velocidad máxima de 67,5 km/h. Además, pertenecen a una edición limitada de la que solo se fabricarán 500 unidades y están disponibles con dos precios. Una versión básica de 30.000 euros y el modelo Pur Sang, con un precio de 58.500 euros. En el mejor de los casos, el propietario habría gastado 350.000 euros en los seis coches a escala.

Comprar 8 Bugatti

Y luego están los otros dos vehículos que ha comprado de una tacada. El primero es uno de los 30 Bugatti Chiron Super Sport 300+, una serie limitada para celebrar que Bugatti logró alcanzar los 490 km/h con un coche de producción (en realidad era un prototipo del actual Chiron Super Sport 300+). Cada uno de ellos tiene un precio de 3,5 millones de euros.

Por otro lado, el Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse World Record Edition. Este ejemplar no es nuevo, pero ha sido certificado por “La Maison Pur Sang” como segunda mano. Solo se fabricaron ocho unidades de esta exclusiva edición especial y, en su día, costaba la friolera de 8 millones de euros. Dado que es un coche altamente coleccionable, es fácil que en la actualidad valga más de 8 millones.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.