Estamos acostumbrados a ver un buen número de anuncios en el que siempre hay ofertas de modelos nuevos. Sin embargo, también existen coches sorprendentemente caros. No hablamos de hiperdeportivos de serie limitada, sino de esos que cuando ves por la calle jamás pensarías que cuestan tanto dinero. En esta lista hemos reunido nueve de esos vehículos, ¿te parecen demasiado costosos o piensas que tienen un precio justo?

Baic X55

coches sorprendentemente caros

Cuando sabemos que algo es de origen chino tendemos a pensar que su calidad es mejorable. El Baic X55 es un vehículo tremendamente impopular en el mercado español. Rivaliza con superventas como el SUV de Nissan, el Qashqai. Pero aun así su precio es mayor y sale desde casi 23.000 euros.

Hyundai Nexo

coches sorprendentemente caros

Hyundai puede presumir de tener el único modelo propulsado por una pila de combustible de hidrógeno que tiene más de 800 km de autonomía. Eso está genial. Lo que no está tan bien es que haya tan pocos puntos de recarga en España... y que el Hyundai Nexo tenga un precio de 69.000 euros.

Fiat 500

coches sorprendentemente caros

El urbanita de Fiat, uno de los más exitosos que hay en el mercado, es caro. Su precio arranca en más de 15.000 euros con un motor de 60 CV y un espacio que brilla por su ausencia. El diseño es espectacular, eso sí. Pero con unos 4.000 euros más puedes comprar un Abarth 595 de 145 CV.

Audi A7 Sportback

coches sorprendentemente caros

El Audi A7 Sportback es uno de esos coches sorprendentemente caros. Se ven bastantes unidades por la calle, pero eso no quiere decir que sea un modelo que tenga cualquier hijo de vecino. Sin ir más lejos, el más básico, con motor diésel de 231 CV, parte de más de 70.000 euros.

BMW i3

coches sorprendentemente caros

El comportamiento dinámico del BMW i3 es de los mejores si hablamos de coches eléctricos. Este pequeño BMW cuesta desde unos 40.000 euros. Pero más allá de lo bien que va en marcha, se trata de un coche pequeño y con una estética que a muchos echa para atrás a la hora de comprarlo.

DS 3 Crossback E-TENSE

coches sorprendentemente caros

La versión eléctrica E-TENSE del DS 3 Crossback también cuesta bastante dinero. Si bien es cierto que la gama de este modelo premium arranca en menos de 25.000 euros, la variante sin motor de combustión sale desde casi 40.000 euros... con un motor de tan solo 136 CV.

Honda e

coches sorprendentemente caros

De nuevo un eléctrico, el Honda e (prueba). Un utilitario con un motor eléctrico que puede tener bien 136 o bien 154 CV, pero que en su versión más barata ya sale por unos 35.000 euros... con un maletero de 171 litros de capacidad. Eso sí, tiene una imagen muy original y tecnológicamente es un adelantado a su tiempo.

Maserati Ghibli

coches sorprendentemente caros

Si hablamos de coches sorprendentemente caros, Maserati tiene en su gama al Ghibli. Una berlina que se supone rivaliza contra BMW Serie 5, Mercedes Clase E o Audi A6, entre otros, pero que cuesta unos cuantos miles de euros más que estos, cuando los alemanes rayan a un gran nivel de calidad, comportamiento y tecnología. Sale desde unos 75.000 euros. Sus dos mejores bazas son su deportividad y su exclusividad.

Tesla Model 3

coches sorprendentemente caros

Supuestamente, el (prueba) Tesla Model 3 iba a ser el 'coche eléctrico del pueblo'. Pero nada más lejos de la realidad. A la hora de la verdad, esta berlina americana tiene un precio de partida que supera los 48.000 euros, algo que la mayoría de gente que quiere un modelo con un sistema de propulsión eléctrico no se puede permitir.

21 coches sorprendentemente baratos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.