Hay veces que no te esperas que un fabricante saque un modelo en concreto. Rompe con los esquemas de lo visto hasta entonces en su gama y causan sorpresa, tanto para bien como para mal. En esta lista repasamos precisamente eso, los coches inesperados que lanzaron las marcas. Vehículos que no casaban con la idiosincrasia de la empresa, si bien hay que decir que algunos se han acabado consolidando. Son éstos:

Porsche C88

coches inesperados

Menos mal que el Porsche C88 no acabó fabricándose en masa y se quedó como un prototipo de bajo coste. Se presentó en el Salón de Pekín en 1994 y podría ser equivalente a lo que es hoy en día un Dacia Sandero. Fue pensado para el mercado Chino y no tenía nada que hiciese referencia a Porsche. El motor era podía tener 47 o 67 CV.

Kia Stinger

coches inesperados

Cuando todos pensaban que la evolución de Kia desde que aterrizó en Europa era notable se sacaron de la manga un auténtico gran turismo. Tiene una orientación premium, y aunque hay algunos detalles de calidad por pulir como producto es impresionante. Demostró que la firma coreana es capaz de hacer coches muy buenos. Todavía se vende y hay un V6 de más de 300 CV.

Los 33 fracasos más sonados del automóvil: mecánica, diseño y política de marca

Volkswagen 181

coches inesperados

El Volkswagen 181 fue un vehículo militar que se encargó de suceder al mítico Kübelwagen. También se le conoció como Type 181 o Safari, al otro lado del charco. Fue presentado por primera vez a finales de los '60 en el Salón de Frankfurt y su motor era un 1.4 con 44 CV. También se vendió como vehículo civil y tenía fama de coche muy robusto.

BMW Isetta

coches inesperados

Quizá te acuerdes del BMW Isetta por ser el coche de Steve Urkel en la serie Cosas de casa. Fue un microcoche creado en la década de los '50 que hoy se ha convertido en un clásico. Su característica más llamativa es que se entra por el frontal, en donde tiene la puerta. Además, el eje trasero es mucho más estrecho que el delantero.

Mercedes Clase A

coches inesperados

A mitad de los '90 nadie se esperaba que Mercedes, que jamás había acostumbrado a sacar coches pequeños, lanzase un pequeño monovolumen. Lo curioso es que con el paso del tiempo y de las generaciones se ha convertido en una referencia de los compactos premium, cambiando de segmento y aportando muchísimas ventas a la marca alemana.

Hyundai Nexo

coches inesperados

El Hyundai Nexo es otro de esos coches inesperados. Puede que sea un adelantado a su tiempo, ya que actualmente es el único vehículo con una pila de combustible de hidrógeno que se vende en nuestro país. Es un SUV con cierto aire futurista que, eso sí, cuesta bastante dinero: está a la venta desde algo más de 70.000 euros.

Yamaha Sport Ride Concept

coches inesperados

Uno de los coches inesperados de las marcas fue el Yamaha Sport Ride Concept. Por el simple hecho de ser un coche dentro de un fabricante de motocicletas. Fue presentado en el Salón de Tokio en 2015 y era un biplaza de 3,9 m de longitud. La marca prometió que llegaría al mercado, pero acabó quedándose en un prototipo.

Hyundai Genesis Coupé

coches inesperados

Al Hyundai Genesis Coupé le pasó un poco como al Stinger. De hecho, pertenecen al mismo grupo empresarial. Se trata de una berlina coupé con un sistema de propulsión trasera y un motor V6 de 3,8 litros y más de 300 CV impropio de una marca como la coreana. Al menos a finales de la década de los años 2000, que es cuando fue lanzado.

Porsche Cayenne

coches inesperados

A lo mejor si a la firma de Stuttgart no le hubiera dado por lanzar el Porsche Cayenne hoy en día no podríamos seguir disfrutando del Porsche 911. Este SUV permitió a Porsche encauzar su economía y a día de hoy ya se ha convertido en un icono de la marca. De hecho, firmas como Lamborghini, Bentley o Aston Martin han lanzado su SUV deportivo tras ver su éxito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.