No todas las marcas consiguen llegar y besar el santo con un modelo o un lanzamiento concreto. De hecho, eso es algo muy difícil y que se da en pocas ocasiones. Pero también es extraño el caso de estos coches americanos que no gustaron a la hora de ser presentados, pero cuyo éxito a lo largo de los años siguientes fue incuestionable. Algunos siguen siendo de los más deseados:

AMC Gremlin

coches americanos que no gustaron

El AMC Gremlin se lanzó en 1970 y estaba basado en el Hornet. Era un coche llamativo que además, logró ser práctico. Sin embargo, a muchos no les gustó su apariencia de 'vehículo barato'. Pero como producto fue brillante. Un compacto que costaba poco dinero, tenía una amplia gama de motores y un comportamiento más que aceptable. En su día no estuvo bien considerado, pero con el tiempo se le ha valorado como merecía.

Pontiac Fiero

coches americanos que no gustaron

El Pontiac Fiero no triunfó tras su presentación en el año 1984; no gustó su disposición de motor central. Sin embargo, un curso más tarde la marca americana introdujo una serie de mejoras en el modelo que cambió la percepción del gran público acerca del mismo. El comportamiento dinámico era sobresaliente y acabó siendo un éxito comercial después de un inicio titubeante.

Los 'muscle cars' más rápidos... y extraños

Jeep Super Wagoneer

coches americanos que no gustaron

Este Jeep fue lanzado en el año 1996. El Super Wagoneer no hizo precisamente que la gente se entusiasmase, y su producción se acabó tan solo tres años después de su presentación. Pero la realidad es que se trata de un gran clásico estadounidense. Algunos hasta le consideran el primer 4x4 de lujo... por encima del Range Rover. Podría decirse que estamos ante un pionero, ya que a partir de él las marcas empezaron a innovar en este sentido

Chrysler Airflow

coches americanos que no gustaron

Chrysler lanzó el Airflow en 1934 y se trataba claramente de un coche adelantado a su tiempo. Principalmente por su cuidada aerodinámica, lo que también le llevó a ser rechazado por mucha gente al no triunfar estéticamente. Debido a esto, sus ventas fueron catastróficas. Ahora bien, ha acabado resultando ser un gran clásico y un objeto de coleccionista por su importancia en el diseño de su aerodinámica.

Ford Edsel

coches americanos que no gustaron

El Edsel ha sido uno de los batacazos más sonados no solo de Ford, sino de toda la industria del automóvil. Lleva el nombre del hijo de Henry Ford y quería ser el nuevo Lincoln, convertirse en un icono. Y lo hizo, pero para mal. Era muy caro y consumía mucho, lo que hizo que no se vendiese nada bien. Hoy en día, sin embargo, se ha convertido en un gran clásico por su importancia en la marca y por lo difícil que es hacerse con una unidad.

Chevrolet Corvair

coches americanos que no gustaron

El Corvair fue considerado como un coche inseguro a cualquier velocidad. Es triste, porque este Chevrolet no era peligroso en absoluto. Sin embargo, esa etiqueta empañó buena parte del hipotético éxito del modelo. Además, era fiable teniendo en cuenta que su mecánica incorporaba turbo. De hecho, es un clásico estadounidense que merece más reconocimiento del que ha tenido hasta ahora.

Pontiac GTO 1974

coches americanos que no gustaron

El Pontiac GTO es un coche icónico y que siempre será recordado. Pero a medida que pasaban los años, los vehículos como este se volvieron menos populares, como en los '70. Esto se debió, en gran parte, a la crisis del petróleo. Inicialmente montaba un motor V8, pero la potencia no fue suficiente. A pesar de todo, sigue siendo uno de los grandes clásicos de la historia de la compañía norteamericana.

AMC Hornet

coches americanos que no gustaron

Y el Hornet es el segundo AMC en esta lista de coches americanos que no gustaron al ser lanzados. No era tan grande como les gustaban los automóviles a los yanquis. Ahora bien, la versión deportiva mejoró su imagen. El SC/360 venía con un propulsor V8 e hizo que la potencia aumentase bastante. Además, es un modelo famoso por aparecer en varias películas.

Los 33 fracasos más sonados del automóvil: mecánica, diseño y política de marca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.