La gama actual de Citroën incluye cuatro vehículos eléctricos (AMI, ë-Berlingo, ë-C4 y ë-SpaceTourer) y espera seguir creciendo a medida que esta tecnología continúe creciendo. Sin embargo, hoy echamos la vista atrás para recuperar la historia del Citroën Saxo Electrique de 1997. Esta versión, que se basó en el popular Saxo y estuvo presente durante casi toda su vida comercial, sirvió a los ingenieros de la firma de los dos chevrones para experimentar con la tecnología del coche eléctrico a finales de los ’90.

Citroën ZX, la berlina que supo ser diferente para triunfar

El programa de investigación que involucraba tanto a Citroën como a Peugeot no era nuevo en 1997. De hecho, tres años atrás ya habían trabajado en un proyecto similar, el del Citroën AX Electrique. La dirección de la compañía francesa decide dar un paso más en el proyecto y comienza a desarrollar un coche eléctrico sobre la base de la nueva generación de automóviles de Citroën.

Citroën Saxo Electrique (1997): el experimento eléctrico que tomó al popular Saxo como base

citroen ax electrique
Citroën AX Electrique (1994)

El elegido fue el Citroën Saxo, que llevaba apenas dos años en el mercado tras su lanzamiento en 1995. Sobre la base de ambas carrocerías, los ingenieros empiezan a crear esta particular versión eléctrica construida por el carrocero francés Heuliez. A simple vista, las modificaciones eran mínimas en comparación con el modelo de combustión interna. Tan solo una nueva trampilla para ocultar el punto de recarga en la aleta delantera del lado derecho permitía identificar al Saxo Electrique. También había insignias en las puertas delanteras y la ausencia de tubo de escape completaba la lista de cambios.

Citroën siguió la misma tónica en el interior del utilitario eléctrico. La cabina era la misma que se podía encontrar en las versiones estándar del Saxo, pero se reemplazó el cuentarrevoluciones por un medidor del nivel de carga de la batería. Cuando la aguja llegaba a la zona naranja (10%-20%), era recomendable recargarla. Si entraba en la zona roja (0%-10%), la batería estaba prácticamente agotada. Por último, se eliminó la palanca de cambios y el pedal de embrague, mientras que, para accionar la marcha atrás, era necesario presionar un botón ubicado en el salpicadero.

Un humilde motor y 80 km de autonomía

citroen saxo electrique 1997

El apartado mecánico también era innovador para la época. Los ingenieros instalan un motor eléctrico de corriente continua montado transversalmente bajo el capó y una transmisión que incorporaba el diferencial. El propulsor, refrigerado por aire y fabricado por Leroy-Somer, tenía un peso de solo 72 kilos y una potencia de 11 kW (15 CV) con picos de hasta 20 kW (27 CV). El par máximo era de 12,7 Nm y el motor podía girar con seguridad hasta las 8.000 rpm. El Saxo eléctrica podía alcanzar velocidades máximas de hasta 91 km/h.

La energía provenía de una batería refrigerada por agua de níquel-cadmio. Estaba fabricada por SAFT y se dividía en 20 monobloques, los cuales se distribuían entre el compartimento del motor y debajo del piso trasero. El Citroën Saxo Electrique de 1997 contaba con un peso extra de 274 kg debido al conjunto de las baterías (13,7 kg de peso por monobloque). Mientras tanto, la autonomía eléctrica se determinó en 80 kilómetros entre carga y carga, la cual se realizaba en 8 horas desde una toma de corriente doméstica o en 30 minutos desde un terminal especial.

citroen saxo electrique 1997

Una de las particularidades del Citroën Saxo eléctrico es que los ingenieros conservaron el depósito de gasolina de la versión con motor de combustión. En realidad, el tanque se reemplazó por uno de 12 litros que se utilizaba para el sistema de calefacción de cabina de la marca Webasto.

Parte de un programa piloto

El Saxo Electrique estuvo disponible tanto en versión de tres como de cinco puertas, e incluso hubo una variante de tipo comercial con dos plazas y un compartimento de carga más espacioso.  Se comercializó entre 1997 y 2003, pasando incluso por el restyling que sufrió el Saxo en el año 1999. Fue empleado mayormente como parte de un programa piloto para estudiar la viabilidad de los vehículos eléctricos en determinadas ciudades francesas. Los encargados de utilizar y estar el vehículo eran miembros de empresas privadas y públicas.

citroen saxo electrique 1997

No hemos encontrado la cifra exacta de unidades del Citroën Saxo Electrique fabricadas por Heuliez entre 1997 y 2003. Algunas fuentes consultadas mencionan producciones que oscilan entre los 5.000 y 6.500 ejemplares, aunque ninguna de estas cantidades ha sido oficialmente confirmada.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.