En primavera, supimos que el importador japonés VT Holdings había adquirido Caterham. Un movimiento que aseguraba su futuro y permitía a la marca británica seguir adelante con los proyectos en marcha. El primero de los cuales ya lo conocemos. Se trata del Caterham Seven 170, una nueva versión, aún más pequeña y ligera, de su modelo icónico.

De hecho, con 440 kg, se trata del más liviano de todos los fabricados hasta la fecha, y eso es decir mucho cuando hablamos de un coche que se ha ganado su fama precisamente basándose en su peso pluma. Igual que su predecesor, el 160, cumple con los requisitos para homologarse en Japón como kei car. Algo muy importante, entendemos, para los nuevos dueños. Pero es incluso más estrecho que aquel (de 1.480 mm bajamos a 1.470 mm), y pesa 50 kg menos.

Bajo el capó se encuentra el mismo motor tricilíndrico Suzuki de 660 cc con turbo, pero ahora desarrolla 85 CV y 116 Nm de par. Es decir, 5 CV más que en el pasado. Una diferencia no muy grande, hasta que se considera lo que eso supone en la relación potencia-peso. Esta es de alrededor de 190 CV por tonelada.

El cambio de cinco velocidades y los minúsculos neumáticos de 155 mm de sección siguen siendo los mismos que ya conocíamos. Pero ahora el eje trasero pasa a ser rígido (también hay otras novedades menores, como llantas de aleación o luces traseras led). Todo esto se traduce en que este coche nacido (como Lotus Seven) en 1957 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos. Y su velocidad máxima, según apunta la firma, es de 170 km/h. A pesar de lo cual, indica Caterham, sus emisiones son más bajas que las de algunos híbridos: 109g/km.

Caterham Seven 170 tres

Por ahora, no parece haber planes de venderlo en España, pero en Reino Unido este nuevo Seven costará a partir de 22.990 libras (26.950 euros al cambio actual). Este precio es para la versión kit, preparada para que la montes tú mismo en tu garaje. Pero también se podrá adquirir ya ensamblado de fábrica.

Además, por primera vez habrá dos acabados. Uno, el 170S, está más enfocado a la carretera, con parabrisas, capota y asientos de cuero. La novedad respecto a anteriores versiones es el acabado 170R, que está pensado para el circuito.

Caterham Seven 170 frontal

Con una suspensión más deportiva, asientos tipo bacquet, arnés de 4 puntos, salpicadero de fibra de carbono o diferencial autoblocante, de lo que se trata aquí sobre todo es de aligerar aun más, lo máximo que sea posible. Por eso, en lugar del parabrisas, lleva un deflector de aire, por ejemplo.

“Hemos cogido lo mejor del 160, sus prestaciones y su precio, y le hemos añadido más opciones”, asegura el CEO de Caterham, Graham Macdonald. “Tenemos confianza en que el nuevo 170R va a ser una variante muy popular entre nuestros clientes de siempre y entre los nuevos”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.