Para Audi comienza una nueva era en la competición; empieza el gran reto de participar en el Dakar, la prueba más dura del mundo, y lo hace con un coche híbrido. Es la primera marca que lo hace. Supone un riesgo, pero quien no arriesga, no gana. Y precisamente cuando se atrevió a introducir una nueva tecnología en el motorsport, triunfó. Ocurrió en las 24 Horas de Le Mans con el Audi R10 TDI y el R18 e-tron quattro.

A la venta uno de los seis Audi R18 TDI Ultra de 2011

Para superar con éxito el Dakar 2022, la firma de los cuatro aros se ha rodeado de los mejores pilotos: Stéphane Peterhansel, Mattias Ekström y, cómo no, la pareja española compuesta por Carlos Sainz y Lucas Cruz. Ambos han presentado en Madrid el coche, el Audi RS Q e-tron (toda la información), a los medios.

El Matador ha expresado que sigue teniendo hambre de triunfos: “Sigo teniendo hambre de triunfos, de lo contrarío no habría aceptado este nuevo reto. Mi pasión no ha cambiado. A mi edad hace falta un proyecto con la suficiente capacidad de seducción para afrontarlo, y este lo tiene. Las aspiraciones ahora son intentar ganar el Dakar el primer año con este coche. ¿Estamos un poco locos? A lo mejor sí. Quizá dentro de tres meses te diga que va a ser muy difícil y tenemos que ser menos ambiciosos, pero a día de hoy es ese”.

Asimismo, el madrileño ha señalado que una de las cosas que más le llamó la atención del proyecto es la de “trabajar con cosas que no había trabajado antes con este powertrain eléctrico. Es un proceso conjunto con los ingenieros para ver las mejoras que puedes conseguir”.

Carlos Sainz, que es reconocido por su pilotaje y por la capacidad de desarrollar los coches de competición, ha manifestado: “Los ingenieros tienen mucha más libertad aquí. Confío plenamente en ellos e intentaré contribuir con mi experiencia a desarrollar un coche exitoso. El Dakar es el reto definitivo para un tren motriz eléctrico. Es un proyecto fantástico y extremo. Lo que he podido ver hasta ahora me transmite mucha confianza”.

Además, el bicampeón del mundo de rallyes y tres veces campeón del Dakar tendrá que adaptarse a un nuevo tipo de conducción: “El freno motor es algo nuevo para mí. Siempre he frenado con los discos y ahora puedo hacer muchas cosas con los delanteros o los traseros. Es apasionante a nivel tecnológico lo que se puede hacer en este coche”.

Del Audi RS Q e-tron, Sainz ha informado a los medios que sobre todo le ha sorprendido su aceleración: “La primera sensación es que corre. Aceleras y aquello va para adelante, levantas y vuelves a acelerar y no tienes tiempo de respuesta”. “Este coche en dunas, la sensación que da, es que el coche más competitivo que he tenido. Se va a defender bien en todos los terrenos”, ha añadido.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.