El movimiento Black Lives Matter llega a la NASCAR, ya que el piloto Bubba Wallace lucirá el lema en su coche 43, con un vinilado especial de color negro con detalles específicos como una imagen de dos brazos, una afroamericano y otro caucásico, dándose la mano en el capó, así como las palabras ‘compasión, amor, entendimiento’, justo por delante.

5 falsos mitos sobre los frenos de la NASCAR

El piloto ya se personó el pasado domingo el pit de boxes que rezaba el conocido lema, así como el también característico ‘I can’t breathe’ del movimiento, y que fueron algunas de las últimas palabras de George Floyd antes de morir a manos de un policía en Minneapolis, asfixiado por su rodilla en el cuello.

Según comenta el propio Wallace, su equipo, Richard Petty Motorsports, no tenía vendido el espónsor para la carrera de Martinville, así que propuso la idea y finalmente optaron por decorar el coche de esta manera.

Donald Trump y su sueño de conducir un coche de NASCAR

“Me presentaron esa idea y salté sobre ella. ¿Por qué no sumergirse directamente a la raíz de la cuestión y poner Black Lives Matter en el automóvil, uno de los hashtags más potentes que ha existido en los últimos meses?”, declaró el piloto.

“Es cierto, las vidas negras sí importan. Estamos tratando de decir que las vidas negras también importan. Queremos ser tratados por igual y no ser juzgados por nuestro color de piel. Las acciones que enfrentamos por el color de nuestra piel son diferentes”, señala. “Queremos ser parte de esta nación como uno, unirnos como uno. Al poner esta marca en el automóvil, le damos más conciencia, se alinea con los videos que hemos publicado en NASCAR sobre escuchar, aprender y educarnos a nosotros mismos ”, sentenciaba el piloto.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.