5 falsos mitos sobre los frenos de la NASCAR

Frenos de la NASCAR

Para muchos paganos, la NASCAR es un deporte de motor de los más aburridos. “Correr y girar solo hacia un lado”, piensan muchos, y creen que tampoco tiene mucho misterio, que la tarea es relativamente sencilla. Para rebatirlos basta con ver cualquiera de los espectaculares accidentes que tienen lugar en la modalidad, se necesita mucha habilidad para no provocarlos y, si se producen, para evitarlos. Para los que creen que es aburrido, no diremos nada, solo os mostramos este vídeo, de la NASCAR Xfinity Series en Daytona, en la que la carrera se ganó por solo 0,0004 segundos.

Pero quizá, los mayores damnificados por el desconocimiento de esta disciplina sean los frenos de la NASCAR. La competición es muy estricta en el aspecto técnico: cerca de tonelada y media de peso, chasis de acero tubular, arcos de protección, motor V8 de 5,8 litros, cambio manual de cuatro velocidades, combustible y neumáticos iguales para todos los participantes… pero ni una palabra de los frenos, donde los equipos tienen más poder de decisión.

Para hacer justicia, y de la mano de Brembo, suministrador del Furniture Row Racing, ganador de la temporada, aquí os traemos 5 falsos mitos sobre los frenos de la NASCAR.

Frenos de la NASCAR

  1. Todos los pilotos usan los mismos frenos

Para nada, ya de un equipo a otro varían por las necesidades de cada vehículo en términos de ventilación y aerodinámica, pero también dentro de estos, puesto que hay diversos estilos de frenada: fuerte al inicio y luego ir soltando presión, y justo a la inversa.

  1. Se usan los mismos frenos en todos los circuitos

Otra mentira. El tipo de freno varía en función del tipo de circuito, existiendo tres en la competición, además de haber varios grosores de disco y diámetros. En los Super Speedway (ovales de 4 kilómetros) solo se usan para entrar en boxes y en caso de bandera amarilla, por lo que las pinzas son de tamaño pequeño. En los Intermediate (ovales de 1,6 a 4 km) su uso es moderado, por lo que son algo más grandes. Por último, en los Short Track se utilizan durante toda la curva, por lo que son los de mayores dimensiones.

A la venta este Impala SS NASCAR legal para usarlo en la calle

  1. Los frenos se utilizan poco o nada en los circuitos ovales

Definitivamente no. El empleo de los frenos de la NASCAR depende del tipo de circuito, pero por norma general se usan para ayudar al coche a curvar, por lo que se activan dos veces por vuelta (una en cada curva). En los cortos, como por ejemplo Martinsville, se pisan una media de 6 o 7 segundos por activación.

  1. Son poco decisivos por solo se corre en circuitos ovales

La mayoría de la temporada se compite en óvalos, pero cada año se corre en al menos un par de circuitos urbanos. En la 2017 han sido Sonoma Raceway (circuito de 3,2 km con 10 curvas) y Watkins Glen (circuito de 5,4 km con 11 curvas). De media, el uso es de 20 a 30 segundos, por vuelta, lo que supone el 30% de la carrera.

Frenos de la NASCAR

  1. Son más pesados que en F1, GT o DTM

No tiene por qué, también depende del circuito. En los Super Speedway, en los que apenas se usan, las pinzas de cuatro pistones pesan 2,3 kilos y los discos de 328 mm de diámetro y 28 mm de espesor llegan a 4,9 kilos. En los Short Track si pesan más, con pinzas de seis pistones de 2,8 kilos y discos de hierro de 328 mm y 42 mm de grosor de 10,5 kilos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.