Bruselas expedienta a España y Alemania, entre otros, por no multar a Volkswagen tras el trucaje de las emisiones

Volkswagen Wolfsburgo

La Comisión Europea ha abierto expediente a España, Alemania, Reino Unido y Luxemburgo por no multar a Volkswagen tras conocerse el caso del trucaje de las emisiones en algunos de sus motores, posición totalmente contraria a la mantenida en EEUU. La legislación nacional recoge esta obligación cuando un fabricante incumple el límite de emisiones y en el caso de éstos no han aplicado “la penalización disponibles pese al uso de dispositivos ilegales y trucados por parte de la compañía”.

Por su parte, Grecia, Lituania y República Checa han sido expedientados por no tener dicha legislación en su Derecho nacional.

Elzbieta Bienkowska, responsable de Mercado Interno, Industria y Pymes de la UE, ha expresado: “El cumplimiento de la ley es ante todo el deber de los fabricantes de automóviles. Las autoridades de toda la UE deben garantizar que los fabricantes cumplan efectivamente con las normas. De cara al futuro, la Comisión ha presentado propuestas para introducir una mayor supervisión europea y un sistema de aprobación más sólido. Esperamos que el Parlamento Europeo y el Consejo lleguen a un acuerdo rápidamente”.

Y es que, según el comunicado oficial difundido esta mañana: “Los Estados Miembros deben tener sistemas de sanciones efectivos, proporcionados y disuasivos plenamente operativos para evitar que los fabricantes incumplan la ley. Cuando eso ocurre, por ejemplo usando dispositivos trucados para reducir la efectividad de los sistemas de control de emisiones, las sanciones deben ser aplicadas”.

La CE ha dado el primero paso: el de notificar el procedimiento de infracción. Ahora serán los países los que deberán explicar, en un periodo máximo de dos meses, por qué no iniciaron las pertinentes investigaciones y las posteriores sanciones, enviando la información necesaria para justificar sus acciones.

Además, Bruselas considera que “Alemania y el Reino Unido infringieron la Ley al negarse a revelar, cuando la Comisión así se lo pidió, toda la información técnica recabada en sus investigaciones nacionales en relación con las posibles irregularidades en las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de los coches del Grupo Volkswagen y otros fabricantes de automóviles en sus territorios”.

Foto de portada: Sdu7cb

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here