A veces tienes que hacer lo que tienes que hacer para salvar vidas. Esta mentalidad es la que aplican los bomberos de todo el mundo cuando se trata de tareas de rescate en las que la vida de una o varias personas está en riesgo. Los servicios de emergencia deben estar preparados en todo momento, lo que requiere de un entrenamiento constante que les ayude a mantener la forma y a no olvidar sus labores esenciales, como es el caso que te traigo hoy. Unos bomberos han utilizado un Shelby Mustang GT500 para practicar una excarcelación.

PRUEBA: Ford Mustang Shelby GT500 2020

Una excarcelación es una técnica de rescate que implicar cortar, forzar y abrir un coche como si se tratara de una lata para rescatar a sus ocupantes, los cuales han quedado atrapados en el interior después de un accidente. Esta técnica la llevan a cabo los bomberos con herramientas específicas, como pinzas neumáticas o máquinas de disco de gran tamaño. Pero también requiere de cierta práctica y coordinación, especialmente para no poner en riesgo la seguridad de los ocupantes o la de otros compañeros.

Unos bomberos utilizan un Shelby Mustang GT5000 para practicar una excarcelación

En uno de los entrenamientos llevados a cabo por el Departamento de Bomberos de Dearborn, en Míchigan (Estados Unidos), los miembros del cuerpo de bomberos pudieron practicar una excarcelación con todo un Shelby Mustang GT500 y compartieron fotos del proceso y el resultado a través de sus redes sociales. El departamento incluso reconoció que “casi les rompe el corazón cortar” el muscle car, aunque todo tiene una explicación.

El Shelby Mustang GT500 en cuestión era un coche de pruebas de Ford. De hecho, el vehículo fue suministrado al departamento de bomberos por el propio fabricante del óvalo azul y no parece ser un vehículo legal para su uso en carretera, con el poderoso motor Predator V8 de 5.2 litros, 760 CV de potencia y 850 Nm de par motor. Todo apunta a que el coche se utilizó en la fase final del programa de desarrollo del nuevo GT500 y habría sido desguazado posteriormente, así que al menos ha cumplido un cometido más antes de ser triturado.

bomberos-utilizan-shelby-mustang-gt500-practicar-excarcelacion
Dearborn Fire Department

Como puedes ver en las fotos que ilustran este artículo, una excarcelación es un proceso desagradable que implica cortar la chapa del vehículo y los pilares si así es necesario para acceder a los pasajeros heridos. Conservar el coche sin daños ni siquiera es una prioridad para el equipo de rescate. Incluso los airbags laterales del Mustang GT500 habían sido desplegados antes de iniciar la práctica para simular aún más un escenario real.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.