Del renovado BMW Serie 7 una de sus características llamativas es su impresionante parrilla, que recuerda en cierta manera a que tiene el BMW X7. Es bastante grande, lo que hace resalte mucho y llame la atención, algo que no ha sido bien recibido del todo en según que sectores. Ahora, BMW explica cuál es su razón de ser.

BMW Serie 7 2019: el buque insignia se renueva

La principal razón de su tamaño es por motivos familiares y es que Alexey Kheza, diseñador de la marca alemana, afirma que la nueva parrilla permite que el modelo conecte mejor con el resto de la gama de la casa, adoptando los trazos que se han visto en algunos de los lanzamientos más recientes de la compañía.

Además, el tamaño de la parrilla también deja claro cuál es la posición dentro de la familia: cuanto mayor es el segmento, mayor es la dimensión del coche y, por ende y para conseguir una identidad proporcionada, mayor es la parrilla de doble riñón. Esto es algo que, como ya hemos señalado, también se deja ver en el caso del X7 con respecto, por ejemplo, al BMW X5.

Por otro lado, Kheza señala que la presencia de una parrilla de tal tamaño les ha ayudado y permitido a presentar un frontal con un diseño mucho más minimalista, optando por unos grupos ópticos más finos y por un paragolpes más limpio.

BMW Serie 7 Edition 40 Jahre, de celebración

Por últimos, que sea tan grande también tiene un aspecto funcional: sus paneles móviles permiten entrar una mayor cantidad de aire y redirigirlo para conseguir que el BMW Serie 7 tenga un mejor comportamiento aerodinámico.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.