Ya está aquí el nuevo BMW M5 2021, el último y más reciente representante en la larga y fructífera historia del BMW M5. La berlina deportiva por excelencia se ha sometido a una importante actualización con la que BMW busca aumentar su atractivo tras unos años a la venta. Una renovación que, como es lógico, sigue los pasos vistos en el BMW Serie 5 2020, que debutó a finales del pasado mes de mayo.

PRUEBA: BMW M5 2018 F90

Como puedes apreciar en las fotografías que ilustran este artículo, el M5 2021 toma prestados los faros del facelift del Serie 5, que además presentan unas luces diurnas de nuevo diseño. También hay cambios en el aspecto de la parrilla delantera y del paragolpes, que cuenta ahora con una imagen un poco más agresiva gracias a unas entradas de aire laterales más grandes. Algunos elementos pueden adoptar una tonalidad negra, aumentando su dinamismo, siendo los faros la principal novedad en este sentido.

BMW M5 2021 zaga

En la zaga, hay un difusor ligeramente distinto y unos pilotos de ledes que adoptan un diseño tridimensional manteniendo la forma típica de ‘L’ de BMW. En la vista lateral destaca principalmente la adición de las llantas de 20 pulgadas del BMW M8 al catálogo de elementos opcionales. Por último, hay novedades en el apartado de pinturas, con tonalidades inéditas como el ‘Gris Brands Hatch’, el ‘Rojo Motegi’ o los ‘Azul Tanzanita II’ metalizado, ‘Rojo Aventurine II’ metalizado y ‘Frozen Bluestone’ mate metalizado (estos tres últimos de BMW Individual).

Donde no hay muchos cambios es en el habitáculo, donde las principales novedades se centran en el actualizado sistema de información y entretenimiento. Este cuenta ahora con una pantalla de 12,3”, más grande que antes, y es compatible con Adroid Auto. Otra novedad en este apartado es la adición de dos nuevos botones en la consola central, heredados del M8, que permiten ajustar los modos de conducción de forma más rápida y cómoda.

BMW M5 2021 interior

A nivel de chasis, los ingenieros de BMW M GmbH han afinado la puesta a punto del conjunto incluyendo, por ejemplo, unos amortiguadores procedentes del BMW M8 Gran Coupé. Como sucedía hasta ahora, el nuevo BMW M5 cuenta con una versión normal y con una variante todavía más poderosa y prestacional, denominada BMW M5 Competition 2021. Ambos mantienen el motor 4.4 V8 biturbo con los datos de rendimiento que tenían hasta ahora, con un 600 CV para el M5 y 625 CV para el M5 Competition.

Un bloque que se combina exclusivamente con una caja de cambios automática de ocho relaciones y con el sistema de tracción M xDrive. Gracias a ello, el BMW M5 acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanza los 200 km/h en tan solo 11,1 segundos. El BMW M5 Competition, por su parte, llega a 100 km/h saliendo desde parado en 3,3 segundos y a 200 km/h en 10,8 segundos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.