El Volkswagen Iltis no es uno de los coches más reconocidos de la historia del fabricante alemán, pero sí uno de los más importantes para la evolución de Volkswagen y de su marca hermana, Audi. Este utilitario todoterreno con tracción a las cuatro ruedas estuvo en activo entre 1978 y 1982, y, aunque fue desarrollado y fabricado por Audi como un modelo de Volkswagen, lo cierto es que tiene el en su palmarés una importante victoria en el rallye más duro del mundo. Esta la historia de la aventura del Volkswagen Iltis en el Rallye París-Dakar que inspiró a Audi.

10 extraños SUV y 4×4 que desconocíamos

La imagen del Iltis estaba basada en la del DKW Munga, un modelo que Audi había estado fabricado desde la década de 1970, y también empleaba piezas de otros modelos de la compañía, sí como del Golf Mk1 -conoce su historia- y el icónico Beetle. Este Frankenstein 4×4 se fabricaría en la planta de Ingoslstadt, de la que salieron poco más de 9.000 unidades en los cuatro años que estuvo en activo.

Volkswagen Iltis

Había sido concebido como un vehículo utilitario con capacidad todoterreno destinado tanto para el público en general como para los ejércitos de medio mundo. Sin embargo, tenía un precio tan elevado que Volkswagen logró encontrar su nicho de mercado principal en los militares. A pesar de ello, las ventas mantenían un ritmo demasiado bajo para lo que la marca esperaba, por lo que decidieron llevar a cabo una jugada maestra con el fin de atraer a nuevos compradores, especialmente al ejército francés.

La aventura del Volkswagen Iltis en el Rallye París-Dakar

En 1979 se disputaría la primera edición del Rallye París-Dakar, una carrera de resistencia donde los participantes recorrían miles de kilómetros enfrentándose a todo tipo de obstáculos y dificultades, desde la capital francesa hasta Dakar, en Senegal. La primera edición atrajo la atención de multitud de espectadores, y de potenciales clientes, por lo que se convertía en un escaparate perfecto donde mostrar al mundo las capacidades off-road del pequeño 4×4.

Volkswagen Iltis

Volkswagen inscribió a cuatro Iltis modificados por Audi en la edición de 1980 del Rallye París-Dakar. A diferencia del resto de participantes, el Iltis apenas había recibido cambios con respecto al modelo de calle, tan solo un carburador más grande y un árbol de levas diferente. Su motor de 1.741 cc generaba 70 CV de potencia, cifra que aumentaba hasta los 75 CV cuando se empleaba combustible de alto octanaje. Estaba conectado a una transmisión manual de cuatro velocidades con reductora y a un sistema mecánico de tracción a las cuatro ruedas. Sus rivales eran más rápidos, pero el Iltis era más robusto y fiable.

Tal fue su fiabilidad que el Volkswagen Iltis de Freddy Kottulinsky y Gerd Löffelmann cruzó la meta en primer lugar a su llegada a Dakar. Los otros tres Iltis inscritos en la carrera tampoco terminaron en mal lugar, ya que ocuparon la segunda, cuarta y novena posición, respectivamente. Una edición donde apenas terminaron el 75% de los participantes estuvo marcada por la victoria de un pequeño 4×4 alemán sin apenas modificaciones.

De dominar el Rallye París-Dakar a inspirar a Audi

Volkswagen Iltis

Volkswagen tenía lo que quería, había encumbrado al Iltis ante los ojos de millones de personas, pero el destino no quiso que el ejército francés se fijara en las cualidades del vehículo, decantándose por una opción diferente. A pesar de ello, Citroën se asoció con Volkswagen y desarrollo el Citroën C44, un Iltis con motor de CX que participó en la edición del rallye de 1981 y que no pudo completar.

Volkswagen Golf Country: el primer SUV cumple 25 años

Aunque no consiguió su objetivo inicial de convencer a los franceses, Volkswagen pudo mantener activa la producción del Iltis otros dos años. Paralelamente a su triunfo en el rallye más duro del mundo, Audi estaba inmerso en un programa de pruebas invernales para vehículos de tracción delantera y utilizaba un Volkswagen Iltis como vehículo de apoyo. No tardaron demasiado en darse cuenta de que el pequeño Iltis demostraba una gran capacidad sobre la nieve sueca gracias a su sistema de tracción total y su elevada altura libre al suelo.

Audi Sport Quattro S1 1985
El Audi Sport Quattro fue uno de los máximos dominadores del Grupo B gracias a su gran potencia y capacidad 4×4

Más tarde, los ingenieros de Audi decidieron adaptar y desarrollar un sistema de tracción a las cuatro ruedas basado en el del Iltis, pero más ligero, compacto y eficiente. Esta fue la base para el nacimiento de la conocida tracción Quattro de Audi, que este año celebra su 40º aniversario y que tuvo como resultado el Audi quattro y un aplastante dominio en el Grupo B de rallyes durante la primera mitad de la década de 1980. El resto, como dicen, es historia.

Fuente: The Drive

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.