El fabricante de los cuatro aros presenta al nuevo Audi SQ8 TDI, la versión más potente y deportiva de la gama del Audi Q8 (prueba). Un SUV de altas prestaciones con una imagen deportiva e imponente a partes iguales y que está equipado con un poderoso motor diésel, un bloque que desarrolla unos llamativos 435 CV de potencia y 900 Nm de par.

Audi TT Safari, una de las estrellas del Wörthersee GTI 2019

Se trata, en concreto, de una mecánica 4.0 TDI en configuración V8 similar a la que anteriormente habían montado modelos como el Bentley Bentayga (prueba) o como el Audi SQ7 TDI. Es una motorización que está equipada con tres turbos, uno de ellos de accionamiento eléctrico. Una característica que no solo permite que el nuevo SQ8 TDI ofrezca mucha potencia, es que también se traduce en que la enorme cantidad de par motor está disponible desde tan solo 1.000 rpm.

Audi SQ8 TDI trasera

Los 435 CV de potencia y 900 Nm de par que desarrolla el motor del Audi SQ8 TDI son gestionados por una caja de cambios automática de ocho velocidades y por un sistema de tracción quattro. Esta configuración permite obtener unas prestaciones brillantes a pesar del importante tamaño y peso del vehículo, con un paso de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h. Y como cuenta con una red eléctrica de 48 voltios y con una batería de iones de litio para impulsar el compresor eléctrico, también puede moverse en modo 100% eléctrico a velocidades de hasta 22 km/h.

Las diferencias con respecto a otras versiones del Q8 no se limitan al motor, también hay cambios en apartados como el aspecto exterior, el equipamiento o los ajustes del coche. Por ejemplo, el SQ8 TDI equipa de serie un conjunto de frenos cerámicos en ambos ejes, cuenta con suspensión neumática adaptativa y opcionalmente puede montar elementos como la dirección a las cuatro ruedas, barras estabilizadoras activas o un diferencial trasero deportivo.

Audi SQ8 TDI interior

A nivel estético, destaca la presencia de un sistema de escape con cuatro salidas, de unos paragolpes algo más agresivos con entradas de aire más grandes, de unas llantas de aleación diferentes de hasta 22 pulgadas o de los obligatorios logotipos identificativos. En el interior, hay unos asientos deportivos, unos pedales de acero inoxidable, unas molduras decorativas de aluminio en los umbrales de las puertas y acabados en cuero o Alcantara; el resto es idéntico al de cualquier otro Q8.

El Audi SQ8 TDI saldrá a la venta en Europa antes de que finalice el año, aunque por ahora no sabemos ni la fecha exacta ni el precio que tendrá en el mercado español. Lo que sí podemos adelantarte es que Audi está desarrollando una variante del SQ8 con motor de gasolina en lugar del diésel, una versión pensada para mercados como el estadounidense.

Fuente: Fabricante

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.