Están a punto de entregarse las primeras unidades. De hecho, llegarán en agosto a los primeros afortunados. Por eso, los ingenieros están actualmente realizando los últimos ajustes para que todo vaya como la seda por medio de una serie de tests del Bugatti Chiron Super Sport… a 440 km/h. Nada menos. Y lo están haciendo en busca de mayor confort y seguridad, así como de una mejor respuesta a esas velocidades extremas.

BUGATTI CHIRON SUPER SPORT interior

Este deportivo de 3,2 millones de euros se diferencia del Bugatti Chiron (prueba) y del Chiron Pur Sport precisamente en su carrocería extendida y aerodinámicamente optimizada, diseñada para las velocidades por encima de los 420 km/h. Es decir, más allá de la máxima del Chiron, que es justo esa. Por tanto, el equipo de seis ingenieros de la marca de Molsheim está refinando cosas como la altura del vehículo, el ángulo de alerón trasero o la dirección asistida. Todo, con el fin de acercarse lo máximo a la experiencia perfecta.

“Tras completar con éxito las pruebas a 380 km/h, ahora hemos pasado a 440 km/h para que el Chiron Super Sport sea perfectamente seguro incluso a velocidad máxima”, explica Jachin Schwalbe, jefe de Desarrollo de Chasis de Bugatti. Para ello, cuentan con 100 sensores colocados en el vehículo, que recaban datos acerca de su comportamiento, en áreas como la temperatura o la presión.

Bugatti Chiron Super Sport: 1.600 CV de pura exclusividad

Pero, además, Bugatti está retocando la propulsión para que el Chiron Super Sport acelere mejor a partir de los 400 km/h. No en vano, el motor W16 de 8 litros de este bólido entrega 1.600 CV, o 100 más que el Chiron de base. Y lo consigue sobre todo gracias a unos turbos más grandes y eficientes. Aquí, la transmisión automática de doble embrague no realiza el salto de la sexta a la séptima (y última) velocidad hasta los 403 km/h. Y el ratio de esta séptima marcha se ha aumentado un 3,6%.

Según Marco Schulte, responsable de esta parte, “es crucial que el conductor no note la interrupción en la tracción cuando cambia a 7.100 rpm”. Por eso, explica, han ajustado aún más la regulación de presión de los turbos en las últimas tres velocidades. Con todos estos tests que se están llevando a cabo en el Chiron Super Sport a 440 km/h, el hiperdeportivo seguramente será aún más impresionante de conducir a esas velocidades que prácticamente solo puede alcanzar él.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.