Un BMW M3 verde llama siempre la atención en un evento de motor. Pero mucho más si es uno con carrocería familiar. Sobre todo porque la marca bávara (todavía) nunca ha fabricado uno así. Como bien sabían los agentes que detectaron al que protagoniza este nuevo vídeo, en el que se ve cómo desguaza la policía británica un BMW M3 Touring creado con piezas robadas.

Toda esta historia comenzó en Birmingham (centro de Inglaterra), en noviembre pasado. Allí, mientras vigilaban un evento, los agentes notaron algo raro con aquel modelo deportivo, y decidieron echarle un vistazo. Desde luego, podía tratarse simplemente de uno de tantos coches del fabricante alemán modificados y con la insignia de la M pegada a la zaga. Sin embargo, antes de que pudieran darle el alto, el propietario aparentemente se dio a la fuga. Lo que sin duda debió de acabar de convencerles de que ahí algo no iba bien.

Como cuenta uno de ellos en el vídeo, cuando lo localizaron, comprobaron que la matrícula no coincidía. Aquello hubiera debido ser un 2.0 diésel y… digamos que no parecía. Obviamente, al levantar el capó del M3 Touring falso (el conductor sin duda había querido adelantarse al de verdad, que llegará en unos pocos meses) se encontraron el 3.0 biturbo de gasolina de la pasada generación, la F80.

Entonces, llamaron a la unidad especializada en robos de coches de la Policía de West Midlands (la región de Birmingham). Y estos verificaron que allí había varias piezas de dos BMW M3 distintos robados en los meses precedentes. Entre ellas, el propio motor, así como otros elementos mecánicos. Además de eso, dos Serie 3 se habían usado para crear la carrocería, que contaba con techo panorámico, según explican los medios locales.

Un fugitivo denuncia a la policía por achatarrar su Ferrari 458 Spider

Bajo la pintura verde, de hecho, podía verse un trabajo de soldadura bastante pobre, declaran las autoridades británicas. Lo que, obviamente, comprometía la integridad estructural del vehículo en una colisión. De modo que procedieron a confiscarlo y, en los últimos días, a desguazarlo en una de sus instalaciones.

¿Y por qué se publica este vídeo en el que se muestra cómo desguaza la policía británica un BMW M3 Touring? No es porque sí, claro, ni por asustar, sino que busca tener una función pedagógica. De hecho, al final se alerta a quienes compran coches o piezas usados de que tengan cuidado con su proveniencia. Un portavoz explica que deben tomarse todo el tiempo necesario para verificar que no son robados, porque, de lo contrario, pueden terminar convertidos en chatarra.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.