A veces, para no volver a cometer un error o una mala conducta, es necesario recibir un duro castigo. Esto es lo que le ha pasado a un conductor novel al que aplastaron su coche después de ser cazado a 253 km/h. Sin duda, una lección que nunca olvidará.

Las autoridades del Estado de Australia Meridional han aplastado el vehículo de un conductor novel, un Holden Commodore V8, para dar ejemplo a otros conductores después de ser interceptado circulando a una velocidad excesiva.

Aplastan el coche de un conductor novel que fue cazado a 253 km/h

No es la primera vez, ni mucho menos, que las autoridades de Australia Meridional actúan de esta manera. El año pasado, aplastaron 900 coches de un total de 1.500 incautados por infracciones relacionadas con conducción temeraria. El resto de los vehículos que no fueron destruidos tuvieron otro destino: fueron vendidos y los beneficios se destinados al Fondo de Compensación a las Víctimas de Delitos.

Según afirmó la policía, el vehículo circulaba a "una de las velocidades más altas que hemos detectado en las carreteras de Australia Meridional". El Superintendente de la Policía, Darren Fielke, declaró a ABC News que el incidente era "completamente inaceptable".

Se graba conduciendo a 260 km/h en una vía de 90 y lo publica en RR.SS.

"Esto pone el punto final para este asunto en particular”, refiriéndose al aplastamiento del coche, “pero envía un mensaje claro: si vas a tener un comportamiento similar, entonces perderás tu coche”. En el vídeo que te mostramos más arriba, de Sky News Australia, puedes ver cómo el Holden V8 termina completamente aplastado y convertido en un trozo de hierro.

2 COMENTARIOS

  1. Me parece aberrante y un acto muy reprobable tanto la actitud del conductor como las autoridades. Las autoridades tienen mucha medidas que tomar, multas, prisión, trabajos sociales etc... Con este gesto se ponen fuera de la ley a al mismo nivel del infractor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.