El Alpine A110 (prueba), una de las reinterpretaciones más esperadas y logradas de los últimos años vuelve a estar en boca de todos. Pero esta vez no es por su espectacular diseño en el que se combina innovación con clasicismo, no; ni tampoco por su manera de trasladar a la actualidad la esencia de los deportivos de antaño; sino porque Fernando Alonso acaba de estrenar uno y lo empleará como coche de diario. Nada mal la montura, ¿verdad?

Los ‘caprichos’ en los que gasta su fortuna Fernando Alonso

Y es que el piloto asturiano vuelve a casa después de muchos años, y no es para menos que su “coche de empresa” sea el niño mimado del grupo francés. Cierto es que perderá en versatilidad frente al Renault Mégane R.S (prueba) que conducía hasta la fecha, pero estamos seguros de que Fernando Alonso sonreirá todas las mañanas tras despertar a su nuevo Alpine A110S.

Alpine A110S: todo un portento de deportividad

El nuevo coche de Fernando Alonso es el deportivo por excelencia de la firma gala, pero los ingenieros tuvieron margen para exprimirlo aún más. Y es que Alonso no se ha ido a casa con la variante estándar, no, lo ha hecho con esa en la que el distintivo “S” marca una importante diferencia.

Detrás del apellido A110S nos encontramos, además de con una puesta a punto simplemente soberbia, con un motor de cuatro cilindros sobrealimentado por turbo de lo más especial. Este se encuentra en la tesitura de erogar 292 CV y 320 Nm de par, cifras que, sobre el asfalto, se traducen en un 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y una velocidad máxima de 260 km/h.

Vídeo: Fernando Alonso también pilotó un Grupo B

Pero, ¿cómo es posible esta fórmula mágica? Pues es que no hay magia alguna, simplemente un peso sobre la báscula de apenas 1.200 kilos, ofreciendo así una relación peso potencia de 3,8 kg/CV. Insistimos, Fernando Alonso se lo va a pasar muy bien fuera de los circuitos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.