Seguramente te suene de algo el Alfa 33 Stradale. Es uno de los coches más bonitos que se han fabricado jamás, un clásico de los que cuestan millones y millones de euros. Pero, ¿conoces al Alfa Romeo Scarabeo? Fue un deportivo que se desarrolló a la vez que el 33 Stradale, y cuyas características son llamativas. Te lo contamos todo sobre él.

Un cuatro cilindros en vez de un V8

El Alfa Romeo Scarabeo surgió de un proyecto con el mismo nombre a mitad de los años ’60. La firma italiana quería volver a competir después de más de diez años fuera. Y como las cuentas sí que le salían, decidió volver a luchar en deportes de motor. Esto fue posible gracias al éxito comercial del Giulietta.

La historia del logo de Alfa Romeo

Al frente de este proyecto estuvieron los ingenieros Orazio Satta y Giuseppe Busso. Ambos trabajaron en un coche de carreras con un chasis tubular en forma de H que sentó las bases para el Alfa 33 Stradale. Sin embargo, también decidieron construir otro modelo, pero utilizando el motor de cuatro cilindros del GTA en vez de un V8.

Alfa Romeo Scarabeo trasera

Alfa Romeo Scarabeo: debut en 1966

La instalación del motor del Alfa Romeo Scarabeo fue transversal trasero, y el asiento del piloto se colocó en la parte derecha del vehículo para mejorar el reparto de pesos. Eso obedecía a que en la zona izquierda del coche estaba colocado todo el sistema de escape, pues tanto el embrague como la caja de cambios se encontraban detrás, con el motor.

Alfa Romeo Matta, el abuelo del Stelvio

La carrocería fue construida por OSI -Officine Stampaggi Industriali- y su puesta de largo tuvo lugar en el Salón de París de 1966. Llamaba la atención la falta de puertas. Para acceder al habitáculo era necesario inclinar su techo, con un parabrisas panorámico integrado. El resultado fue una aerodinámica espectacular, con lo que se conoce como una Cola de Kamm en la parte trasera.

Algunas versiones más…

Después de dar a conocer este prototipo, la marca transalpina desarrolló una segunda versión mucho más convencional, con un parabrisas al uso, puertas y el volante a la izquierda. Este se encuentra actualmente en el museo de la compañía. Además, también hubo un tercero en discordia que jamás se terminó y que descansa igualmente en el Museo Alfa Romeo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.