Aunque el futuro de prácticamente todas las marcas parece cada vez más digital, en Alfa Romeo tienen un enfoque ligeramente distinto: para desmarcarse de la tendencia general, la firma italiana tiene como objetivo que sus coches tengan el menor número de pantallas posible.

PRUEBA: Alfa Romeo Giulia GTAm

Así lo ha hecho saber Jean-Philippe Imparato, CEO de la compañía: “Alfa Romeo, tengo un posicionamiento muy particular. El conductor, el conductor en el centro, la menor cantidad de pantallas posible en el automóvil”.

A lo que ha añadido de manera contundente que “no vendo un iPad con un coche a su alrededor, vendo un Alfa Romeo”.

Parece que la posición de Imparato es firme al respecto, y se trata de una línea de trabajo que puede tener consecuencias tanto buenas como malas.

PRUEBA: Alfa Romeo 6C 3000 CM de Juan Manuel Fangio

Empezando por los aspectos positivos, el más importante es que un habitáculo analógico es más intuitivo para el conductor y evita distracciones innecesarias. Optar por mantener botones tradicionales en lugar de por pantallas táctiles o superficies hápticas para los controles de determinadas funciones (como por ejemplo el sistema de climatización o la radio) hace que se puedan manejar sin tener que haya que desviar tanto la atención de la carretera.

En el otro extremo de la balanza está el hecho de que, con este enfoque, es probable que los interiores de Alfa empiecen a sentirse algo anticuados en comparación con los de sus rivales. La industria ha llegado a un punto en el que hasta marcas generalistas presentan cuadros de instrumentos digitales y en el que las firmas premium han adoptado una mentalidad de “cuanto más mejor” hasta llegar a extremos como la gigantesca hyperscreen de Mercedes.

Esto, sumado al hecho de que los conductores parecen valorar cada vez más la tecnología presente en sus vehículos, podría hacer que potenciales compradores se decantasen por otras marcas rivales en lugar de por la compañía italiana.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.