En Italia, en Alemania y en España, todos los pilotos de la Fórmula 4 compiten con el mismo monoplaza: un Tatuus con un motor T-Jet de 1.4 litros y 165 CV de Abarth. De allí han salido nombres hoy consolidados, como Lance Stroll, que ganó el campeonato italiano en 2014, o Mick Schumacher, el hijo de Michael. Desde luego, la marca del escorpión debía hacer algún guiño a este pedigrí de carreras, y ya está aquí: es el Abarth F595, una edición especial aún más racing y con más tecnología, que no oculta su deseo de atraer a un público joven.

Lo cierto es que no es el motor la novedad de esta versión del archiconocido Abarth 595, pues mantiene la misma mecánica de muchos de sus predecesores, pues estos ya la compartían con los bolidos de la Fórmula 4. Lo que sí llama más la atención es la nueva versión del escape Record Monza. Y ya sabemos que los italianos son unos especialistas en este aspecto.

Abarth F595 escape

Con el nombre de Record Monza Sovrapposto, siguen siendo cuatro terminales, pero cambia la configuración. Si antes cada par iba colocado en paralelo en horizontal, ahora se encuentran el uno encima del otro. Lo que añade agresividad al look deportivo (más aun).

También hay otros toques racing salpicados por todo el coche. Sobre todo, pinceladas en tono azul ‘Rally’ en las carcasas de los retrovisores y en los paragolpes delantero y trasero. Las llantas de aleación Sport de 17 pulgadas en negro mate y el nuevo logo F595 completan el tratamiento exterior. Mientras que en el interior encontramos volante de piel y salpicadero en negro mate, así como la pantalla de infoentretenimiento en ese mismo color.

Abarth 695 Esseesse “Collectors’ Edition”, tributo al pasado

También crece en tecnología, pues la misma marca habla varias veces de “captar la atención de los jóvenes” con este lanzamiento. Por eso, lo ha equipado con pantalla de infoentretenimiento de 7 pulgadas con radio DAB y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto de serie.

El Abarth F595 estará disponible en versiones tanto berlina como descapotable. Y viene de serie con suspensión trasera Koni con tecnología de amortiguación de frecuencia selectiva (FSD), discos de freno autoventilados delanteros de 284 mm y traseros de 240 mm, y el selector ‘modo Scorpion’ para actuar en el suministro de par máximo.

Por cierto, además de a la Fórmula 4 actual, esta edición especial conmemora los 50 años de dos hitos: la creación de la Fórmula Italia, en la que Carlo Abarth estuvo muy involucrado. Y también que ese mismo 1971, hace justo medio siglo, la marca entró a formar parte del grupo Fiat.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.